25 noviembre, 2005

Sin titulo

Estoy haciendo lo que antes se llamaba una buena accion:

Dentro de un momento la chica que me ayuda en casa y su marido se llevarán los mueblitos de mimbre del baño, una vajilla que no uso....en fin unas cuantas cosas que yo he mejorado con la generosidad de mi madre y que para ellos tambien son algo bueno. No son porquerias, yo he vivido muchos años con ello (y si no fuese por mi madre, muchos mas) Asi que pienso que seria una salvajada tirarlo. Además, yo fui myu feliz cuando compré esas primeras cosillas baratas, eran mías y eran muy monas. No están inservibles (eso lo aprendí, aunque no parezca por lo hereje que soy, de una monja "no des nunca aquello que no querrías para ti"....es uno de los mejores consejos que me han dado para andar por la vida)

Hoy tengo muebles nuevos en los baños.... pero el alivio más grande (sabeis que estoy en temporada ascética, de renuncias) , la justificación, diría....es que la vida sigue, ahí está, siempre incesante......hay una pequeña estantería que no se de donde viene, pero ahora sigue su camino.....

Una pequeña estanteria anticuada de mimbre me ha recordado que soy persona, que nunca he hecho esa renuncia.....

1 comentario:

iesdesada dijo...

Vamos a ver, que problema hay???
serás paquete ;)
Por cierto, dale a merche tu nueva dirección