11 diciembre, 2005

Homo Habilis, homo Insoportabilis

Vayan por delante dos datos objetivos: su nombre, Jaba Habiba, quiere decir "la deseada, la más amada y esperada" (joer, me encantan esas lenguas en que dices ula ula y estás diciendo,"sol de la mañana que se eleva fluido y dulce", vamos, el Quijote en tres palabras) el otro dato objetivo es de consenso universal, no hay quién la aguante.

Pero yo le doy clase tres veces a la semana; Se lo toma con calma, todavía estará en el insti a los 30 años...Abre esos ojotes de besugo jipi y suelta perlas a diestro y siniestro: "Yo creía que la filosofía era otra cosa, claro, que como mis compañeros son limitados, supongo que tienes que adaptar las clases" o "cuándo vamos a dar lógica?, porque el año pasado estuvieron un trimestre"(pobrecitos, venga silogismos), "pues yo no veo eso que dices en la película" (no te jode, llegaste a clase 20 minutos tarde) "ah, pero aunque haya llegado tarde, lo que dices (estábamos viendo "En busca del fuego", trato de introducirles en la antropología) no se ve en la película" Yo: ya, Habiba, por eso os lo digo" "y por qué tu lo ves y yo no?" (porque soy tu profe, idiota, y me pagan para saber más que tu)

En fin, el otro día traté de explicarles que el ser humano es el animal simbólico; Como explicó su compañero, "decimos una cosa por otra" (a que es sencillo y bonito?) y entonces Habiba dijo: "también los perritos hacen pipí y quieren decir que es su territorio" (pipí, dijo pipí)

Y ahí se me cruzaron los cables y me lancé:

"Habiba, no es lo mismo; A ver, para que lo entiendas, yo ahora voy a decir ME CAGO EN TU MADRE, pero claro, no estoy hablando de tu madre ni estoy haciendo ninguna función corporal....a ver, chicos, qué quiero decir (escojone disimulado de la clase) y uno que dice "estás hasta el moño de Habiba" y yo: "ya, pero llevo el pelo muy corto, no uso moño...así que qué he dicho?", "que estás hasta las bolas!"..."Noooo, niños, no tengo canicas en los bolsillos ni soy un hombre" ...."Que estás harta!" ..."tampoco, estar harto es haber comido mucho y yo no lo he hecho, ni siquiera le he dado un mordisco a Habiba"

Afortunadamente el timbre sonó antes de que soltase esa triunfal expresión de "no tengo el coño pa ruidos" (aunque la explicación etimológica hubiese sido interesante) y la clase terminó con un "espero que hayais entendido lo que es que seamos animales simbólicos, chicos".

Ay, que relajadita me quedé.

2 comentarios:

Sonia dijo...

Qué báááááááárbaro, oye, ¿puedo ir a alguna de esas clases?, anda, cuando alguien comente que Habiba está especialmente insoporteibol y luego tengas clase tú con ella avísame, que no me lo pierdo, jaaaaaajajajajajajaja.......

la elena dijo...

Visto lo visto, llego a la conclusiòn de que realmente creo que tuve una paciencia digna del santo Job (el q no sepa quién fue q le pregunte a algún católico). Sí, sí, reíos, pero yo la sufrí un año entero y su inteligencia aún no había desarrollado tanto como ahora q ya es muy mayor,(era de 1º de la ESO), la aguanté un curso completo y desde luego mi fatiga mental no estaba en el estado en que estás tú, Veva. Lo siento, pero te gano por goleada, la mía fue un poco más allá en el tiempo, ¡nueve meses sin que casi os enteráseis de que la tenía en clase! ¿Se le habrán subido más las hormonas con la edad y sérà mucho peor su estado actual, su extravagancia aposta y su deseo insaciable de apuntillar todo cuanto no sea ella y ná más que ella? Qui lo sá... Enfin, que voy a empezar a contar algunas de las cosillas que se dicen por los cursos bajos. A veces dicen cosas muy cuerdas, no creáis q tod@s son bob@s. Pensándolo bien, yo no tenía q ser de lengua, creo q la filosofía de la vida me va mucho más, ¿qué opináis vos?