28 diciembre, 2005

Un final feliz

Acaban de llamarme desde la Guardia Civil; Una señora me ha dicho que Congo se llama Toro y que llevan dos días buscándolo. He hablado con el carpintero Fernando y están poniéndose de acuerdo para devolver a Congo-Toro a su casa.

Esta tarde tomaremos un café juntas. No voy a renegar nunca del espíritu de la Navidad. Me encantaría ver el alivio de ese perrito cuando se encuentre con su ama. Pipa acaba de destrozar otro CD (me gustaría saber qué tiene este perro contra la música) pero la quiero mucho; No me gustaría que pasase una noche fuera de casa....

No hay comentarios: