20 enero, 2006

Libros: Música de Playa. Pat Conroy

Otro de mis favoritos. Me encanta qué bien cuentan historias los escritores anglófonos, qué vivaces son, qué sentido del ritmo!

En "Música de Playa" un hombre nos cuenta cómo tras el suicidio de su mujer y una sucia batalla con sus suegros por la custodia de su hijita decide dejar atrás Carolina del Sur y establecerse con la niña en Italia. Inevitablemente, su propia historia le sigue y volverá a su extraña y desestructurada familia, a la de su mujer, a su propia infancia y a todas las cosas de su juventud que quedaron sin resolver. Un paseo por Vietnam, por el Holocausto judio, por el dolor en todas sus manifestaciones; Hijos heridos por padres que no sabían hacer otra cosa que sufrir, padres fracasados, hermanos que no se entienden....

Claro, direis, "anda que Veva hoy parece la alegría de la huerta!". Pues este libro me hubiese gustado escribirlo a mi. Con todo lo que os digo, con esas historias tan duras, lo que más he hecho mientras lo leía ha sido reirme! Seguro que tener un padre juez y alcohólico es horrible, pero imaginarlo metiendose en casa de su exmujer para matarla a ella y su segundo marido y cogiéndose en cambio un colocón mientras los espera...! Un hermano esquizofrénico tampoco tiene gracia, pero si delante de todo el pueblo consigue que sus cuatro hermanos cuarentones se pongan en bolas y se tiren al río a cambio de no volar un puente y encima les dice por megafonía que la tienen más pequeña que un boquerón....jo, eso quería haberlo escrito yo!

El protagonista ya lo dice: en su familia, cada vez que las cosas eran horribles, les quedaba siempre el sentido del humor. Hay escenas hilarantes y esperpénticas, respuestas agudísimas, diálogos bestiales...Pero sobre todo hay intención de asumir y perdonar el pasado, aunque sólo sea para darle futuro a una niña.

Esta novela habla del amor, de personas que lo manifiestan acertada o desacertadamente, pero con intensidad. Personas que quieren tanto que se bloquean y no se acercan al objeto de su amor. Personas que protegen, hieren, diasfrutan, ofenden, socorren, malinterpretan... porque aman mucho. Del amor que rompe y del amor que salva.

Esta novela trata, me parece a mi, del perdón. Perdón para los demás, que no han podido evitar ser quienes son. Y perdón para uno mismo, finalmente. La imagen que resume este libro son una abuela y una nieta rescatando tortuguitas en la playa en presencia del hijo-padre; Por supuesto, se organiza una batalla campal entre policias, ecologistas, ciudadanos y el hermano esquizofrénico.... El resto tendreis que leerlo.

4 comentarios:

dulcecantar dijo...

Se me está convirtiendo en un vicio consultar este blog. Tengo muy poco tiempo, pero con estas recomendaciones se me abren unas ganas....

Veva dijo...

"Música de Playa" estará para ti el lunes en nuestro espacio común; Puedes tenerlo todo el tiempo que quieras y espero que te guste, Dulcita.

Veva dijo...

addenda no literaria: acaba de subir un vecino a preguntarme algo de la comunidad. Le he atendido con cortesía, pero el hombre no paraba de mirar al suelo tras de mi; Como buena hikikomori he hablado con él en la puerta (nada de chorradas, que invitas a tomar un cafe y se te instalan de por vida) Total,se ha ido y me he girado...entonces lo he visto: Ese bicharraco que es mi perrita me ha mangado un sujetador (negro y viejo!) y lo ha dejado desplegado en el recibidor! Ois!!!!!!!!

Centpeus dijo...

Disculpa, ante todo buenos días.
Llevo días buscando como una loca Música de playa, es el libro preferido de mi mejor amiga y el que tiene esta destrozado de tanto leerlo, pero no hay forma de encontrarlo ya que esta descatalogado, y en las librerias de segunda mano no lo encuentro.

¿Por un casual podrías ayudarme?

Te estaria eternamente agradecida.

Un beso!