17 enero, 2006

Libros: Restos de Población, de Elizabeth Moon

Leo unas 1000 páginas a la semana, así que releo mucho (especialmente a fin de mes) y siempre con placer. Es estupendo hacer nuevos amigos, pero reencontrarse con los de siempre es maravilloso.

Un libro que releo sin aburrirme es este, "Restos de Población". Si digo que es de uno de mis géneros favoritos, la ciencia ficción, algunos hareis "puuufffff, marcianadas!" Me regalais un minuto o dos de vuestra atención?

La auténtica SF (asi es más cortito lo de ciencia ficción) tiene sus raices en la " República", de Platón y luego en toda la literatura utópica renacentista; Mucho después, Marcuse, Adorno y Habermas proponen una teoría marxista de enorme difusión: "la Utopía Negativa". Hay literatura muy seria y excelente en este género, como en todos; No olvideis que Romeo y Julieta comparten argumento con algunos de Corin Tellado y "Pasión de gavilanes", por lo que yo se, es Hamlet a la mexicana.

En todos los casos: una utopía plantea un mundo alternativo (en el futuro, en un pasado fantástico, en una realidad paralela....) con el único afán de analizar la realidad presente y, en su caso, criticarla o llevarla hasta sus últimas consecuencias; Si Platón propone una república organizadísima es porque la democracia ateniense le parece un caos, por ejemplo.

Y ahora llegamos al libro que os recomiendo: En "Restos de Población" Elizabeth Moon nos lleva al futuro y también al pasado; Igualito que cuando se colonizó Australia, por ejemplo, en este futuro indefinido hay compañías que envían colonos a mundos terraformados.

La historia empieza cuando la compañía decide evacuar un mundo porque no es rentable y una mujer casi anciana se propone escaparse y quedarse. Su hijo es un idiota caprichoso, su nuera una gilipollas egoista, un matrimonio breve y otro largo le enseñaron que tan horribles son los malos tratos como que te obliguen a ser como todo el mundo...además, si se va, seguro que no llega viva al otro planeta....así que decide quedarse por motivos muy pequeños: no le gusta oir a tanta gente, está harta de que la llamen vieja, tiene ganas de ir descalza y en pelotas si hace calor y le gusta mucho su huerto.

A partir de ese momento, en auténtica soledad, esa mujer, Ofelia, descubrirá la libertad. El sol, el viento, la lluvia.....son tan agradables sobre un cuerpo joven como sobre uno anciano. El gusto de fabricarse abalorios, collares, ajorcas tintineantes, es siempre maravilloso. La comida que has plantado está siempre riquísima aunque no sea a las horas que los demás dicen que hay que comer...y la compañía está garantizada, el pasado reúne miles de voces.

Y, además, un regalo: tantos años en ese planeta y sólo ahora descubre Ofelia que hay otros seres inteligentes....de golpe es abuela, tía, diplomática, lingüista.... (Ya no os cuento más).

Una novela sobre las dignidad y la sensatez; Sobre la hermosura de los cuerpos ajados; Sobre tomates al sol y nietecitos con rabo; Sobre decidir quiénes queremos ser y que la cordura no es amoldarnos a los deseos de los otros.

Os recomiendo este libro. yo lo he disfrutado mucho, os lo presto.

5 comentarios:

Mafalda dijo...

Muy apetecible, interesante, atrayente y puede que confirmadora de sospechas personales, resulta tu propuesta. Me apunto la primera en la lista de préstamos. Eso sí, no te prometo leerlo en una semana. Yo no creo llegar a las mil páginas a la semana, puede que si incluyo las que escriben los peques, sí; y ni aún así...(tengo,ya sabes,un problema serio con el tiempo, nos llevamos mal desde hace mucho).
Me parece muy buena la introducción que haces a través de la historia. Sencilla y plástica, ideal y pragmática.

dulcecantar dijo...

Con recomendaciones así no puedo resistirme.Gracias.

dulcecantar dijo...

Acabo de encontrar en internet una página que a los amantes de la SC puede interesar: ciberdark.net

Allan Psicobyte dijo...

Es un libro que me gustó mucho, principalmente porque la rebelión de la protagonista es muy cercana: No se rebela contra un imperio malvado ni contra la opresión del sistema económico (bueno, esta última sí, pero solo subsidiariamente). Ella se deshace de su esclavitud cotidiana, enfrentándose a la opresión del día a día. A su familia, a su vida. A una especie de derrota vital.

Supongo que hace lo que todo el mundo desaría. Pero eso es precisamente lo más difícil.

La parte de la historia del contacto y eso ¿No tiene un cierto estilo "enemigo mío"? (La película, digo. Porque la novela no la he leído todavía)

Veva dijo...

yo diría que esa parte es tan parecida a la historia de mi suegra, que le han aparecido nietos negritos, chinos, mezclados y demás.....yo pienso que hay un momento para pensar que los jóvenes además de egoistas son tan irresponsables que les regalas criarles a los hijos......eso si, en el libro, a Ofelia se lo agradecen mucho. En la vida creo que no, los explotan.