24 enero, 2006

Momentos Estelares: La Culebra

No soy hija única aunque no tengo hermanos. Dicho de otra manera: no pasé la infancia sóla, la compartí hasta los 22 años.

Nunca entenderé cómo mi hermano Gonzalo consiguió convencer a mi madre de que una serpiente en un terrario era un animal de compañía. Claro que, si te vistes como Drácula (los nuevos románticos de los 80, recordais) , te pintas los labios de negro, cambias tus horarios del todo y empiezas a arrrastrar las eses....bueno, a lo mejor tu madre piensa que una serpiente al menos es un "animalito" y es un paso en el buen camino.....

Total, la serpiente aquella parecía triste, aunque mi hermano se emocionaba todo al contar que en la tienda le habían dicho que era venenosa...mi madre se negaba a mirarla....y entonces me di cuenta:

La serpiente tenía mosquitos subidos encima, algún tipo de parásito. Y se lo dije a mi hermano. Y la fastidié. Los acontecimientos se desencadenaron:

Mi hermano llenó la bañera y metió a la serpiente, pero se aburrió de mirarla, así que se fue a dar una vuelta. Yo fui a mear y vi como el rabito de la serpiente se deslizaba por el desagüe de seguridad (la ranurita esa en mitad de la bañera), se lo dije a mi madre y me largué (tenía 17 años). Cuando volví a casa encontré a mi madre con los prismáticos y volcada con medio cuerpo fuera de la ventana (vivíamos en un 11º piso), le pregunté qué hacía, claro.....

Bueno, en resumen, la serpiente había vuelto a aparecer en el desagüe de la bañera, mi madre la vió, la cogió y, sin tiempo para pensar, la lanzó por la ventana.....nunca volvimos a saber de la serpiente, pero mi madre siempre se ha sentido culpable del infarto que le dió 15 días más tarde a la señora del primero.....

Os juro que esta chorrada es cierta, pero ya os contaré la del ratón....


(A todo esto, acabo de hablar con mi madre. Le digo: "qué, después de dos días y ni me preguntas cómo me encuentro" Ella que responde: "anda, que te estoy comprando una colcha preciosa" "Cojonudo- digo yo- y yo aquí con esta hipotermia!", "Anda, anda, bobadas, ya te voy a buscar luego a la niña!" Entonces hacemos un precioso cruce de cables en el que yo creo hablar con mi mami y ella me pasa a la vendedora de la colcha que escucha pasmada: "Qué, jodía, buscándome la mortaja?"

Intentar explicarle a alguien que este es el peculiar sentido del humor de mi familia es inútil, verdad?)

8 comentarios:

Allan Psicobyte dijo...

Perdona que me desvíe del tema del post pero es que, al leerte, me acaba de venir la imagen a la mente:

Una serpiente con parásitos...

¡Y sin dedos para rascarse!

Dios de verdad se cabreó con lo de la manzana...

Marisoni dijo...

Aún me duelen los mofletes de reírme... mi hijo me debe de tomar por loca.... tu madre lanzando la biche por la ventana en plan lanzamiento de peso y luego volcada con los prismáticos... y días más tarde dándose golpes de pecho de arrepentimiento....jua, jua, jjua, jua jua

Veva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
pedazodecaos dijo...

joer chica que risa con la historia, lo de tu madre es como para enmarcarlo, no tiene precio.
Hablando de otra cosa, en cuanto al mensaje que dejas en mi blog... te aseguro que el matrimonio nunca es la solución de nada, te lo digo yo que me he casado dos veces.
Un saludo

dulcecantar dijo...

A tu madre no la conozco más que por algún comentario que ha hecho mi padre. Y sí, la tengo por una mujer con sentido del humor.
Porfi, no tardes en contar lo del ratón.

duende dijo...

Como eres de mala, es madre, tienes Hipotermia (sin comentarios) y ella, l o g i c a m e n t e, te compra una colcha... si es que las hay desagradecidas

jimbo dijo...

Acabo de leer tu comentario, andaba en busca de casos de serpientes por el desagüe, y te preguntarás..¿por qué? pues porque hace 30 mintuos me apareció una serpiente por el lavabo de mi casa, por la ranura de seguridad (si,si, como la de la bañera), asomaba la cabeza cuando iba a lavarme las manos, vaya susto, la hemos sacado de ahí, media metro y pico, la cuestión es que esta no era de mi hermano, ni de nadie de mi casa, como vivo en la huerta...y el problema es que si ha aparecido una... y lo peor... el retrete...

Veva dijo...

jejejeje, jimbo, menudo susto!