27 abril, 2006

Del Amor


Los amantes, de Magritte

Llevamos milenios intentando entenderlo, pretendiendo expresarlo. Platón le dedica "El banquete" y lo considera la escalera privilegiada hacia la Belleza y la Perfección. Aristóteles ya habla de biología, del interés de la especie por reproducirse. A partir de ahí se definen dos senderos:

1.- El amor es lo más sublime, lo que trasciende la animalidad del ser humano, sagrado y enloquecido, profano y divino.

2.- El amor es un mecanismo reproductivo altamente elaborado. Tiene fecha de caducidad porque la especie necesita variación genética. Como seres sociales, los humanos necesitan también hacer un grupo familiar y el amor permite el inicio de esa asociación para la supervivencia.

Cualquiera de estas opciones (y de sus variantes matizadas) tiene partidarios y detractores. Os invito a opinar....qué pensais vosotros?

Os dejo como aperitivo unos aforismos de Ciorán:

"Cuanto más de vuelta de todo está uno, más se arriesga, en caso de enamorarse, a reaccionar como una modistilla"

"Un amor que se desvanece es una experiencia filosófica tan grave que de un peluquero hace un émulo de Sócrates"

"Solo las pasiones simuladas, los delirios fingidos, tienen algo que ver con el espíritu, con el respeto a uno mismo; los sentimientos sinceros suponen una falta de consideración hacia uno mismo."

14 comentarios:

Dolores Muscaria dijo...

A pesar de las patadas que me llevan dando todos mis amores en esta vida, me quedo con la opción 1. Lo de reproducirme aún no me interesa...

fanshawe dijo...

Con pinzas. El amor hay que cogerlo con pinzas. La honestidad con uno mismo tiene que ser tan escandalosamente grande que no cabe entera en cuerpecitos tan pequeños. Una jodienda esto del amor, sí... (anda que si te cuento por qué no pasaba por aquí...)

Veva dijo...

fanshawe, bonito: para mi es tan terrible, le pone a uno en tal situación de indefensión, te expones tanto.......pero es tan horrible no sentirlo!

Veva dijo...

Me reí mucho ayer con una compañera casada desde hace muchos años. "Jobá, decía, por fin tengo la regla,anda que son coñazo los tíos con eso de follar!" Qué distintos somos todos, qué coss diastintas buscamos!

fanshawe dijo...

Me ha llamado bonito :-)

-naan- dijo...

Yo creo que el amor es una mezcla de ambas opciones.

Somos animales, sí; por eso la primera atración que sentimos hacia alguien es gracias a las feromonas, y sí, es nuestro instinto de reproducción.

Pero también somos seres racionales como pocos otros, así que también buscamos en "la persona" cualidades psicológicas determinadas: que nos haga sentir bien, etc.

Mezclando estos dos factores se llega al amor.

Aunque me temo que lo que llamamos amor es más apego emocional que instinto, éste es más bien pasión.

duende dijo...

Realmente es como una montaña rusa, mientras haces cola es un miedo flipante, cuando empieza adrenalina a tope, a la mitad hay dos opciones, o devuelves (con perdón)o estás en extasis.
Cuando termina una pena muuuuy grande, o una alegria inmensa.... Pero lo normal es que repitas la misma u otra y en mi caso monte en el dragón kant 20 veces en 4 días ;)

YOYO dijo...

PARA MI EL AMOR FUE LO MAS MARAVILLOSO QUE ME PASO Y TAMBIEN LO MAS TRISTE CUANDO SE TERMINO...

Mafalda dijo...

Esto ya tardaba mucho, que la Veva no nos fuera llevando por derroteros filosóficos, tardaba mucho.
La verdad es que se ha buscado bien la definiciones, la chica. Yo no voy a opinar sobre ellas ahora, necesito recapacitar y no me apetece en este momento.
Sólo diré una cosa: la vida es un continuo torbellino de relaciones en las que amor está presente en todas sus múltiples facetas.
Duende tiene razón: si te enganchas como al "Dragon Kant", vives en una nebulosa especial mientras duran los efectos y puede resultar adictivo ¿no?

Anónimo dijo...

El amor es una mentira más ¿pero acaso no vivimos a base de autoengaños? Lo de Platón ha hecho mucho daño a la humanidad, pero no todo el mundo lo interpreta igual.
Aunque prefiero lo que dice Ovidio.

Amores hay de muchos tipos, incluso mezcla de esas dos definiciones. La primera se acerca más a la pasión que arde pronto, la segunda a una apuesta evolucionista.

Y por terminar cito a loque decía Cioran: "Céline dijo que el amor era el infinito al alcance de un caniche. Es la mejor definición que conozco. Si no poseyera ese doble aspecto, esa perturbadora incompatibilidad, había que dejar el asunto a los ginecólogos y a los psicoanalistas. En pleno delirio sexual, cualquiera tiene derecho a compararse a Dios".

http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com

Marisoni dijo...

¡Cielos, Duende! ¿¡¡20 veces en 4 días!!? ¿Hablabas del Dragón Khan de verdad o era de otra cosa? Que es que estoy con una intriga.......

Veva dijo...

jajajajajajaja, yo también quiero saber lo del dragón ese!

Veva dijo...

bienvenido, dipterillo

duende dijo...

Ese Dragón khan, él de las revueltas, 20 veces y juro que no exgero nada, las conté.
Aquí la prueba
http://fantasia.blogsome.com/2005/07/24/el-regreso/

El primer día 8 veces, luego el desenfreno.... vamos igual que el amor, cuando regresamos a casa todo era muuuuy tranquilo ;)