14 abril, 2006

Ramona



El último embolado en que me ha metido mi madre: Como seguía cojeando y con peor humor que House (encima, mi hija dijo que nada de usar bastón con un razonamiento puntero: "si usas bastón eres vieja y los viejos con bastón se mueren; Así que nada de bastón que te mueres") Total, me fui a hacer radiografías y demás y me dijeron que paciencia y antiinflamatorios.

Y aquí entra mi señora madre, que no sólo cocina de puta madre sino que es una organizanta de mucho cuidado; Total, me arregló una visita a la señora Ramona que es componedora, menciñeira, arreglahuesos. Así que me fuí a Perbes y después de muchos besos y abrazos (hacía años que la señora Ramona no me veía) me retorció el pie para todos lados, me empapó en una poción que tenía aguardiente y me vendó.....Y aquí estoy, haciendo un cocimiento de romero, ortigas, 6 limones y una cucharada de bicarbonato....

Hoy, después de un mes, por fin he salido a caminar un poquito, parece que no me duele tanto.

De premio, mi mami y yo nos fuimos a comer un bacalao estupendo a Miño, en un sitio muy cuquiño frente al mar. Luego hicimos siesta y después nos pusimos moradas de cervezuelas y de cotilleos con sus amigas, que son muy simpáticas.

Un día estupendo.

3 comentarios:

duende dijo...

Organizanta????? pues te ha curado el pie ;)

Marisoni dijo...

Vaya, me alegro, a ver si por fin te ha dado con el remedio. Mi abuela también era muy aficionada a las componedoras y no le iba nada mal... Y muy bien por lo de las cervezuelas, la siesta y el bacalao. ¿Estás ya en forma para tu día de compras-cine-chino?, si es así, viva la señora Ramona

Dolores Muscaria dijo...

que bueno... voy a ir yo, a ver si me arregla el corazon