28 abril, 2006

A San Andres de Teixido



A San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo...Este lugar es especial para mi, he ido en muchas ocasiones y siempre ha resultado mágico.

San Andrés es lugar de peregrinación desde tiempo inmemorial, se sabe que ya había allí un santuario prerromano. Luego el cristianismo absorvió la tradición (como hizo con San Jorge) y la leyenda se transformó. Pero la magia y la idolatría permanecen.

Lugar de peregrinación, para alcanzarlo se atraviesa un monte donde hay caballitos y vacas salvajes y un parque eólico impresionante. A los caballitos los acorralan una vez al año y se celebra "a rapa das bestas": se conduce a los animales por unos pasadizos hasta llevarlos a un corral y los mozos se lanzan sobre ellos y les cortan las crines. Los caballos, aterrorizados porque son salvajes, son tremendamente peligrosos. Es un espectáculo muy primitivo y ligado a la iniciación a la virilidad, por lo que yo se.

La peregrinación a san Andrés también tiene tela; Hay que llevar una piedra por cada difunto que se quiere rescatar. Antiguamente, en el autobús se pagaba el pasaje de la piedra. Se trata de evitar que los muertos tengan que recorrer como alimañas (escarabajos, hormigas, lagartijas) el camino.

Las figuritas hechas de pan que se compran en el santuario representan a san Andrés en su barca, la sardina (que pescó) y la hierba de enamorar, que es una planta (ahora en extinción) que crece como en espiral en los acantilados atlánticos.

El panorama es impresionante, los mayores acantilados de la europa continental están aqui. Es un lugar mágico en muchos sentidos.

Y, además, puede que si te sientas en un banco que hay fuera de la iglesia se te acerque una chica. No será llamativa, pero conversará contigo y te pedirá que hagas algo por ella: Abre la mano y deja que te ponga ceniza de su cigarro en ella. Entra en la iglesia llena de exvotos (brazos, hígados, pechos....de cera) y al salir mira lo que guardaste en tu puño....Y adivina por qué ella no pudo entrar en la iglesia.

7 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

¿Dónde está? Me gustaría ir.

Veva dijo...

Provincia da Coruña, vas hacia Ferrol, en Cedeira comes y desde alli ya ves los carteles para San Andrés. Por cierto, comer en Cedeira es la leche, no hay un sitio donde no te pongs morao 5 estrellas!

duende dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
duende dijo...

Joer!!! lo repito que no se entiende:
Voy casi todos los años y aún no sé porque no entró la pobre... Tampoco la vi nunca, soy mujer de poca fe

Mejor ahora

Marisoni dijo...

También es uno de mis lugares especiales, me alegro de que ese sentimiento sea compartido. Me encanta ir de vez en cuando, pasear por sus acantilados, hincharme de aire de mar, comprar rosquillas, entrar en la capilla a recibir la bendición e intentar encontrar las hierbas de enamorar, que cada vez es más difícil (pero me niego a comprar las que te venden en un tiestito). Eso sí, como te pille la niebla vas de lado, a mí me sorprendió un par de veces y es tan espesa que la cortas con un cuchillo.... pero contribuye a añadir magia y misterio al lugar.

kanelo dijo...

Sigue pendiente esa visita...

Veva dijo...

Pues o te das prisa o vienes en forma de lagartija, tu veras.....