05 abril, 2006

Sigo de Terapia



Anda, que vaya días; Entre las evaluaciones, los alumnos rebotados, los profes estresados, el dire cansadísimo y el antidepresivo este que me hace bostezar como un perro todo el día y sudar menopáusicamente por la noche...

Asi que nada, ayer me cojo el autobús y me voy a mi consulta quincenal con el terapeuta. Hasta hace un momento no he visto en los imancitos de la nevera que tenía cita para hoy y no para ayer. Por suerte, tampoco él ha debido mirar sus imancitos de la nevera, así que me atendió.

Llevaba los deberes hechos y le di mis listas de puntos fuertes y débiles. Casi se rió cuando leí que a mi un armario descolocado me trastorna; Dijo que claro, un armario descolocado hace eso, me descoloca. Seguimos, por supuesto la regla de oro de tratarnos de usted, pero ya me llama Veva (lo de Genoveva me horroriza). Hablamos de varias cosas y me puso nueva tarea; Cuando volvamos a vernos tengo que llevar escrita la respuesta, o las respuestas, a una pregunta: Cuándo sabré que ya no necesito la terapia? Dicho de otra forma: Qué objetivos espero alcanzar?

Es listo de carallo, verdad? Me dijo que él podía proponer esas metas, pero que era mejor que lo hiciese yo....y ahí estoy, pensando en la cuestión.

Cuando acabamos me acompañó a la puerta y no se si me preguntó cómo estaba....no recuerdo, pero le dije que mejor, que al menos hoy no había llorado. Respondió que efectivamente, había aguantado muy bien el tipo, pero que no era necesario, que él era perfectamente capaz de resistirlo.

Creo que las cosas no van tan mal cuando bajo las escaleras del psiquiatra mondándome de risa.

8 comentarios:

Isa dijo...

Pues tiene buena pinta eso de que bajes riendo... :)

Veva dijo...

Creo que todo es tener ganas y encontrar a las personas adecuadas, no?

Dolores Muscaria dijo...

A ver si me dejo caer por tu tierra, y a la proxima visita, te acompaño. Salir de la consulta de un terapeuta tronchá de risa es una genialidad!!!
Oleeeeeeee

duende dijo...

La respuesta a la pregunta está clara, cuando te duela más pagarle que cojer el bus, recorrer toda la ciudad, hablar con un tio que te manda deberes y te trata de usted, para llegar a casa mmuuuuy de noche pero contenta.... en ese momento todo listo ;)

jose dijo...

Buenas! Vengo de visita desde el blog de psicobyte :-D a ver si me paso más, que están bonitos los textos. Un saludo!

Veva dijo...

Encantada de que vengas, Jose

dulcecantar dijo...

Hoy he leído en la prensa que hay una nueva profesión:entrenadores para la vida.Desde luego se está volviendo muy difícil en esta parte privilegiada del mundo sobrevivir.

Veva dijo...

es verdad, dulcita; Al final necesitamos vivir con penurias para disfrutar de la abundancia