01 mayo, 2006

Día de Hembras


Modigliani, claro

Pipa ha iniciado hoy su celo, está mimosa y algo dolorida, se le nota. Vamos sincronizando las reglas la Troyana, Pipa y yo, cuestión de feromonas. La animalita que quiere reproducirse, la mujer que ya no y la chiquilla que todavía se prepara para ser mujer.

Hoy, además, nos hemos encontrado con mi prima, a punto de parir. Qué guapa está, qué serenidad mientras espera estos últimos 20 días. También he hablado durante un momento con la hermana de mi hija...yo le llevo 10 años, así que el reloj biológico ha comenzado a hacerle tic-tac, momento de replantearse la vida y la pareja...

Qué distintas somos las mujeres. Todavía nos regimos por ciclos lunares y mareas. Aunque sea para aplazarla o negarla, nuestras vidas giran en torno a la reproducción de la especie. Nuestras leyes son las del parentesco: hermanas, hijas, madres, tías, abuelas.....

Pipa suspira tumbada a mi lado y yo pienso en todo el tiempo que falta para volver a tener un pequeñín en brazos. Quizá debería haber tenido más hijos...pero no hay vuelta atrás.

Lo dicho, un día para ser y sentirse hembra.

2 comentarios:

dulcecantar dijo...

Si uno tiene ganas de verdad, hay un montón de niños esperando que les vaya el cielo a ver. Es muy difícil, pero es el acto más generoso que el hombre puede hacer...y la mujer.(Que conste que yo, en su momento, ni me lo planteé)

duende dijo...

Veva, tomate una caña y deja que corra el mundo que tu puesta a pensar eres un peligro....