02 mayo, 2006

Para los Libros y los Amigos


Los lirios, de van Gogh

Cuando todo falla, cuando la vida parece perder sentido y se tambalea. Una asume responsabilidades (de trabajo, de familia) porque debe, porque es imprescindible.

Te dicen "descansa, no te esfuerces tanto" y te escojonas de risa; Nadie puede hacerlo por ti y, si lo hicieran, estarías casi muerta. No puedes negar que las cosas no van bien, ni de salud, ni de tu vida, ni de nada.

Cuando pintarse el ojo es un trabajo insoportable, por lo falso. Cuando vestirse es disfrazarse.

Cuando no vives, sino que te arrastras por la vida con un comentario ácido en la boca, con una muestra de inteligencia viperina que pasa por humor.

A veces alguien que te quiere (sorprendentemente, porque no le has dado nada a cambio) te regala un libro porque te gusta Hopper, te regala otro (con el que aprendes muchísimo) de Sampedro. Y no te lo mereces, pero esos regalos te hacen ser mejor persona, hacen que confíes en los bondadosos seres humanos que pueblan el mundo.

Otros amigos te dan un coscorrón todas las mañanas, que es un beso. La grandullona te dice que te pongas las pilas, que estás fea, la Marisoni en cuanto puede está besuqueando a todo el mundo (tiene coña ver cómo se corta conmigo, je, la tengo acojonada para esas cosas).

Pero hoy el homenaje es especialmente para Mafalda, por saber regalar, por conservar el entusiasmo y el interés por sus amigas aunque su vida la ocupe muchísimo. Es una mujer tremendamente generosa y tiene coraje.

12 comentarios:

dulcecantar dijo...

¡Qué bonito lo de "conservar el entusiasmo y el interés por sus amigas"!
De verdad: siéntete muy afortunada...porque te quieren tanto.

Veva dijo...

Y tu también, dulcita, que te quiero tanto y eres la maga que me hizo abtir este rellano!

Marisoni dijo...

Chica, por Dios, qué exagerada,cualquiera que te lea....Bueno, vale, y qué?, por lo menos espero no empalagar a nadie.Pero con besos y sin ellos, somos muchos los que te queremos y te valoramos.
Porque tú lo vales.

Elfa dijo...

Qué!! Mal día no?. Te recuerdo que nadie es imprescindible, cabezota. Eres un eslabón mas, y si tú no haces las cosas, tu pequeño mundo no va a dejar de existir, simplemente cambian algunos aspectos. No todas las responsabilidades te corresponden a tí. Relájate y disfruta de las cosas buenas, tu niña está bien, tu madre... dejaste de fumar...engordaste y ¿qué?, yo tambien y estoy encantada con mis blondas. (A quien no le gustan los cuadros de Rubens?). Je,je.. Por cierto, me rio mucho con tus comentarios.

Elfa dijo...

Se me olvidaba, yo tambien te quiero, pero sobre todo cuando te vas comer el mundo. Un besazo campeona!!!

Veva dijo...

ja, lo que más me gusta es que yo soy una malhablada, pero mis amigas son unas golfas!

Mafalda dijo...

Sí que te los mereces, esos y muchísimos más.
Y no te imaginas la cantidad de cosas que me gustaría compartir contigo si no fueses de zulú arrastrada y te dejases ayudar un poco, de verdad. Hay cosas que no podemos hacer los demás, pero otras sí: pasar listas a ordenador, dictarte, organizar algo, pasar avisos, recordarte algo... no sé, tareas sencillitas que no requieran mano izquierda. "Toi" dispuesta a ayudar para que descanses un poco y pueda verte con la jovialidad con la que te conocí y esa sonrisa sincera y abierta a carrillo batiente.
Me da vergüenza que digas esas cosas de mi. Yo sólo sé querer, Veva. Punto.

Veva dijo...

Cualquiera os lleva la contraria!

Bart dijo...

¿Así que la señora tiene un libro sobre Hopper? vaya, vaya....

¿Podrías, cuando tengas un momento, irte a Santiago (72Km por la AP-9) colocarte en mitad de la plaza del Obradoiro, abrir el libro por la página correspondiente al Nighthawcks, hacerte un fotografía con la catedral al fondo y pasármela por mail?

Venga va, porfa.

Veva dijo...

No digo que no, Bartiño....qué me das a cambio?

Bart dijo...

A ver, a cambio puedes elegir:

A.- Ser tu esclavo sexual.

B.- Te plancho la ropa durante un mes.

C.- Un subscripción de por vida a la prestigiosa enciclopedia rumana.

Veva dijo...

jajajajjaja! Los jueves se me junta muchísima plancha, bart...