05 mayo, 2006

Terapia IV




Ya me ha tocado otra sesión. Esto de ir al psiquiatra es como un ritual. Entras y te vas a la sala de espera por tu cuenta. A veces hay alguien en la sala, generalmente una persona que acompaña a quien está en la consulta.

Cuando sale el paciente anterior (al que no ves) viene el terapeuta a buscarme a mi. Y yo no se cómo, pero al ratito estamos los dos escacharraos de risa. Hoy la sesión fue emotiva, hablamos de cosas delicadas para mi. Aún así, cuando me dijo que yo estaba un poco "tocada " y luego se dió cuenta de lo que había dicho y especificó:"tocada animicamente, me refiero" casi nos da un esparaván de risa. Claro que al rato me toco a mi, que le pedí que la nueva medicación no me siguiese poniendo "espléndida" mientras le demostraba que la cazadora vaquera no me cierra ultimamente a la altura del pecho....

Total, muchas risas, me agrada mucho este hombre. Pero también hemos descubierto hoy que la cosa va para largo. Dice que va a durar más de lo que creyó en un principio, así que nos veremos mucho.

Bueno, por lo menos hoy decidimos tutearnos. Voy a hacerme un bono para el autobús.

10 comentarios:

duende dijo...

no tengas prisas que necesitas mucho a ese hombre (toma frase). Lo del bono bus es buena idea, ¿no hay bono terapia? preguntaselo que de la risa igual te hace un descuento ;)

Elfa dijo...

Me alegro que hayáis decidido tutearos. Por cierto, ¿qué es un esparaván?. Yo creo que él tendría que pagarte a tí, por alegrarle el día. Otra pregunta, ¿qué sabes del AYURBEDA, esa ciencia milenaria?. y porqué está prohibida su práctica excepto en India y Sri Lanka?. Acabé las preguntas, ahora van los consejos: Creo que necesitas salír, "desfogarte" bailando, hablando con gente y echándote unas risas, igual que el psiquiatra pero gratis.

Veva dijo...

Un esparaván es como un pitiflús, Elfa. por cierto....quién eres? y del Ayurbeda no se nada, espera que me informe....

Elfa dijo...

El pitiflús me encanta. No te molestes en el Ayurveda, que iré a ver un documental y después te cuento. Soy la sellos, que ya conseguí conectarme, aunque pensé que ya me habrías reconocido por el rapapolvos del otro día. Cuando estés menos ocupada quedamos para salír, pues conocí a unas chicas que te van a gustar y hacemos una buena panda, ya sabes, gente con la que se puede hablar y divertirse. Por cierto, tengo que presentarte a mi hermano (sin ánimo de ligoteo, pues a mis amigas no se lo recomiendo)y es que el otro día estuvimos leyendo tu página y nos reímos tanto y se quedó tan alucinado, que ´me dijo que te tenía que presentar.

fanshawe dijo...

Esparaván... es genial, esa me la quedo.

Y mujer, deja de tomar la medicación porque estés mejor, no porque te pongas "espléndida"... ejem, fotos no hay?

Veva dijo...

Vaya, duende, hemos encontrao al hombre de mi vida! jejejejeje. Lo del bono no colará, ya verás.

Elfa: lo de la sellos me ha encantao!

Fanshawe, qué cachondeillo, encima?

Kinderzimmer dijo...

estás casada? tu marido deberia preocuparse jajaja

Mafalda dijo...

Parte de razón tiene la duende... La bonoterapia debería de inventarse ya, es meganecearia, no hay más que leer los comentarios de este blog y el que más y la que menos, estamos tós pá que nos metan en una especie de balneario terapeútico-sanitario-alimentario durante un mes a cuenta de nuestras respectivas empresas.
Interesante que el terapeuta se ría. Mejor todavía que lo hagas tú (porfa, que no sea sólo en la terapia, aunque no te paguemos, regálanos alguna risa a nosotros). Gracias, sé que lo harás.
Voy a hacer un nuevo diccionario, por supuesto incluiré estas dos magníficas palabras: esparaván y pitiflús.

Mafalda dijo...

Perdón, fe de erratas del comentario anterior. Donde dice "meganecearia", debería poner: "meganecesaria". Me sa escurrío la "s", ej que la jodía ej tan ejcurridisa...

Veva dijo...

jojorijojori!