22 septiembre, 2006

Colonospia de Septiembre

Tengo abandonado el blog porque estamos a principio de curso. En este momento, me odia mi madre, porque no le hago caso, me odian los alumnos, porque los he puesto en la clase que me dio la gana, me odian sus padres (seguramente, porque han tenido que aguantarlos todo el verano) y me odian los profes, porque sus horarios no incluyen el "momento pilates"...os lo juro, escuchar comprensiva e impasible a una profesora que "necesita" un horario especial porque si no perderá la clase de pilates...es toda una experiencia; Sobre todo cuando una se queda en el insti hasta tarde y hasta trabaja los domingos para ayudar a poner a punto el centro antes del inicio del curso.

Para acabarla de jorobar, mi mala salud de hierro me obliga a hacerme una colonoscopia; Francamente, despues de espatarrarme en el ginecólogo creía que ya no me importaba nada, pero lo de estar tomando un potingue salado con el que una se va por la pata abajo cada 10 minutos y la perspectiva de que te metan una cámara por el culo..... En fin.

A todo esto, mi madre, en su más puro estilo, llorando por las esquinas: "tienes algo horrible y no me lo dices porque me tratas como a una vieja, snif". Mi hija, la Troyana, más sensata: "no tendrás cáncer, verdad?" (para mi que esta sólo piensa en si me voy a fundir el patrimonio en Jiuston)

Total, que me voy con Malena a hacer la culoscopia. De los nervios estaba yo, como un esqueletillo de esos que se cuelgan en el retrovisor del coche, temblando toda. Pero resulto muy bien: Todas las personas que me atendieron, estupendas. La anestesia me evitó cualquier molestia y todo fue interesantísimo!

Estuve todo el tiempo viendo lo mismo que la doctora, mis tripas en directo y a todo color, burbujeos, espasmos, líquidos que correteaban para aqui y para allá, como en CSI, pero en vivo, claro. Hasta me enseñó una hemorroide minúscula que en la pantalla parecía una tubería! Y todo me lo explicó con detalle. Increíble ver semejantes cosas!

(Ya se, debo ser la única persona en el mundo que ha pensado nunca que era una pena que durase tan poco una colonoscopia, qué le vamos a hacer, soy rarita)

6 comentarios:

Lol V. Steiner dijo...

Eres estupen y te echaba de menos por los cibermundos.
Muaks muaks

Eska dijo...

Vaya, vaya.. tu hija es muy práctica, y tu madre es... una madre!
Pero lo que más me ha impactado es lo de las clases de pilates. En principio no es el gimnasio lo que se tiene que amoldar al trabajo y no al revés? Si es que yo ya lo digo... Los de pilates son una secta.

Arkangel dijo...

Bueno, pues que no sea nada... lo del principio de curso, que lo otro seguro que no es nada ;-)

Venga, esperaremos pacientes a que pase el temporal.

dulcecantar dijo...

Pues yo tengo un horario estupendo y supongo que lo de pialates sería en plan de broma. Pero si con ese famoso método dejamos todas de somatizar el estrés, pues sí, habrá que hacerle un hueco en el trabajo.

Mafalda dijo...

Los horarios son un rollo espantoso, sólo lo saben bien los que los tienen que hacer y la cantidad de horas de trabajo que se emplean en su elaboración.
Del resto, por pedir se puede pedir la luna, pero a todos nos pagan por trabajar, aunque no podamos tener todos el horario deseado ¿o no? Si no es así, que me avise alguien que puede que yo esté haciendo la gili, que de eso tengo bastante.
Espero que no te sigas escaqueando del blog. No se te paga por hacerlo, pero te debes a tus leales blogueros.

Anónimo dijo...

Que te sea leve lo del comienzo de curso. Ya volverán las aguas a su cauce. Además sabemos que en este mundo cada uno va a lo suyo.

Lo del método pilates igual te viene bien después de la colonoscopia, porque a lo más que llego es al tacto rectal.

http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com