28 octubre, 2006

Sobre Ética y Moral



La moral es la costumbre, lo admitido, bien sea individual o social. Hay cosas que están bien y cosas que están mal; La ética es la fundamentación intelectual o filosófica de esa costumbre, el porqué. La moral puede indicarme que quien mata a boleo debe ser apartado de la sociedad y es repulsivo. La ética me hace comprender que esa persona es un enfermo (con lo cual debo internarlo en un hospital), un ignorante (tengo que reeducarlo), o un malvado (lo mato y se acabó el problema).Todo depende de la valoración que hagamos del ser humano.

Para los sistemas éticos optimistas el ser humano es esencialmente bueno. Estamos deseando hacerlo bien, pero no sabemos cómo. Ese es el punto de vista de Sócrates; No existe la maldad, sino la ignorancia, "lo hacemos lo mejor que sabemos".

Sin embargo, los pesimistas ven en la naturaleza humana un fondo depredador; Sólo el miedo al castigo frena las ganas que tenemos de pasar por encima de todos para conseguir nuestros objetivos. No somos buenos, sino temerosos, diría Hobbes.

Un paso más allá encontramos a Aristóteles; Necesitamos ser felices y la amistad y la autorrealización pueden proporcionarnos esa felicidad. Se trata de potenciar lo que somos, frenar lo que exageramos, impulsar aquellas cualidades de las que nos sabemos escasos. El equilibrio, el justo medio.

O podemos disfrutar de la vida; Los epicúreos nos aconsejan gozar, aprovechar cada momento pensando en que no debemos arruinar el momento posterior ( vale tomarse unas cañitas, pero sin arriesgarse a una resaca). Los estoicos proponen tomar las cosas como vienen; si no espero nada, todo lo que de bueno venga será un regalo.

Descartes, mientras no elabora una teoría ética científica (Cristina de Suecia y su paseos madrugadores por la nieve se lo impidieron) aconseja, para una vida feliz, no meter la pata (donde fueras haz lo que vieras) y dedicarse a una ocupación grata (ya que hay que trabajar, que te guste el curro).

Kant, mi maestro, establece una norma general que se enuncia de distintos modos. Descubre lo que el llama "el reino de los fines" : ningun ser humano debe ser tratado como un medio, siempre como un fin. En si mismo y con los otros. Su imperativo categórico me impide utilizar a otra persona, pero también me impide utilizarme a mi misma. Trasladado a lenguaje actual: es inadmisible emplear la expresión "daños colaterales" cuando hablo de la muerte de seres humanos, no puedo hacerme daño a mi misma ni faltarme al respeto. He de pensar en todos los seres humanos como imprescindibles.

Aunque también podemos escuchar a Stuart Mill: Si decido ser utilitarista, me preocupará la cantidad de felicidad, no del individuo, sino de la colectividad: el bienestar ha de ser compartido, las normas, pactadas. Si es bueno para muchos, es mejor para todos. Es este, en general, el fundamento ético de las normas morales que aceptamos en las democracias occidentales. No obstante, qué ocurre con las minorías, qué pasa con los que no tienen voto? (ha de contar la opinión del tercer mundo? importa lo que piensen de las leyes de inmigración los inmigrantes?)

Y qué hacer con lo que nos rodea? Debemos preservar la biodiversidad para que nuestros hijos la disfruten (un punto de vista antropocéntrico) o porque en sí misma es valiosa (Singer habla de "personas no humanas", para referirse a los animales). Moralmente, todos sabemos que hemos de conservar el mundo que nos rodea, el fundamento ético difiere.

(Espero haberle sido útil a Dulce, que anda tan preocupada ultimamente)

24 octubre, 2006

Si Enim Fallor, Sum


Carnaval de Arlequín, Joan Miró

Si me equivoco, existo. El gran hallazgo de Agustín de Tagaste.

El argumento es claro:

Reconozco que mi mente se confunde y toma por verdadero lo falso en muchas ocasiones. De ahí deduzco que soy falible, pero, sobre todo, que soy un ser pensante; Sólo puedo errar si pienso, y si pienso existo, soy, mi mente tiene peso propio.

Y si soy y me equivoco es porque en mi hay algo que me hace reconocer la verdad, no acertar con ella, sino saber que la hay. "Nadie yerra queriendo", dice Sócrates, y saber de mi equivocación no la resuelve, pero la confirma.

La oscuridad se conoce por contraste con la claridad, la verdad se obtiene por oposición al engaño.

Confundir la seriedad con las caras avinagradas.
Confundir la alegría con la risa.
Confundir la inteligencia con la erudición.
Confundir la bonhomía con la pusilanimidad.
Confundir el trabajo con la ocupación.
Confundir la belleza con la prestancia.
Confundir las lágrimas con el dolor.
Confundir la soledad con estar solo.
Confundir el silencio con el nada que decir.
Confundir la tolerancia con "a mi qué me importa".
Confundir el respeto con el desdén.
Confundir el amante con el amado.
Confundir el amigo con el hijo.
Confundir la libertad con "hacer mi voluntad"

....Si os place, completad la lista inacabable.

23 octubre, 2006

Despedirse con Estilo



Con estilo y algo más que un poco de sarcasmo. Lo que sigue es un poema de Rupert Brooke (1887-1915). Imagino que la destinataria no supo si ofenderse o partirse de risa....

Ahora que todo acabó, tengo paz para medir tu valía;
aunque si mereces elogio o censura lo ignoro.
Quien desdeña al amado, desdeña al amante;
pero...qué hombre elogia lo que de sí apartó?

Si eres, ciertamente, vana y necia, la nada en forma humana,
tanto más necio fuí por adorarte.
Pero si eres la alta diosa por la que antaño te tuve,
cuanto más sublime tu divinidad sea, más terrible mi pérdida es.

Querida necia, compadécete del necio que te creyó sabia;
querida sabia, no te burles del necio que te dejó escapar.
Bien justo: el ciego ha perdido para siempre tu rostro;
bien injusto: cómo podía contemplarte mientras te besaba?

Por tanto... el pobre amor del necio y el ciego te he demostrado,
pues, vana o diosa seas, fué un necio quien te amó.

17 octubre, 2006

Joie de vivre!


Joie de Vivre, Delaunay

Tengo que reconocer que estoy en un momento estupendo; salvando un par de inconvenientes premenopáusicos (como siga engordando voy a tener que vestirme en la boutique de Maria Teresa Campos y si siguen creciéndome "esas cosas" me tendré que atar los zapatos de oídas) estoy encantada de mi misma.

He descubierto que ser Heterosexual-No-Practicante es fantástico; Soy, por fin, un cerebro con patas. Osea, me puedo pasear en bata de casa por la calle como Nick Nolte (o con mi querida vieja ropa trasnochada) y me escuchan, me quieren y me aprecian. Encima, tengo amigos tan majetes que me dan un achuchón cariñoso,bromean y juegan a provocarme. Pero puedo dormir en mi camota con los brazos en cruz y sólo me despiertan mis propios ronquidos.

Me he olvidado de los pendientes, los collares y el reloj, aunque disfruto viendo a mis amigas pintadas y adornadas. Creo que he escogido ser una observadora de su belleza, que es mucha. Leo, sueño, escribo estas boberías y trabajo mucho en lo que me gusta y con los mejores compañeros de fatigas. La Troyana me gruñe, como debe ser, y me tranquiliza que sea una adolescente normal y borde. Mi madre no me llama porque se lo está pasando bomba en su pueblo criticando a sus amigas y poniéndose morada de ancas de rana....

Me siento muy bien, muy mía, prescindiendo de lo innecesario, aferrádome a lo que necesito. Quiero botas para caminar, pieles para abrigarme, jerseys grandes en los que me pueda remover, mi casa, mi trabajo, mi vida. La cara limpia, sin artificios, porque sólo quiero que me miren a los ojos; la mente despierta, el corazón amplio.

La excentricidad conquistada. Distinta, pero no risible, sino peculiar.

Por primera vez, me siento bien en mi pellejo.

Ha valido la pena llegar hasta aqui. El Eterno Retorno de lo Mismo, de Nietzsche: "Era esto la vida? Bien, otra vez!"

16 octubre, 2006

Un Libro: La Misteriosa LLama de la Reina Loana, de U. Eco



Un libro de memoria y literatura. Un hombre de 60 años, que fue niño en Italia durante la II Guerra Mundial, pierde al despertarse de un coma la memoria vivida, conservando sólo la memoria literaria. A partir de las lecturas recordadas recuperará una época y una infancia que ahora le son ajenas. La historia es interesante y se suma a ese placer el de identificar citas y alusiones, más o menos veladas, a grandes autores.

Os ofrezco mi pasaje favorito; Un anarquista romántico conversa con un niño de 11 años sobre Díos, el mal, la libertad y la dignidad humana:

El mundo, dice el Anarquista, es un error. Lo cual no tendría importancia porque el sol no lo sabe pero "de la enfermedad del universo nacimos nosotros, que somos una panda de listos y hemos entendido que hay que morir. Por lo cual, no sólo somos las víctimas del Mal sino que encima lo sabemos. Qué alegria, tu"

Sin embargo, el anarquista no es ateo; El mundo y el cerebro humano están demasiado bien hechos para ser casuales. Existe Dios.

Cómo conciliar el Mal con la existencia de Dios? Al fin y al cabo, Dios creó a los ángeles rebeldes: "Como si fuera uno que se dedica a hacer neumáticos de automóviles para que estallen al cabo de dos kilómetros. Sería un gilipuertas". Claro que es posible que el Mal sea una enfermedad de Dios Un Dios que se sabe enfermo "va y te hace un mundo que por mucha chorra que tenga estara dominado por el Mal? Pura maldad. Además, uno de nosotros puede engendrar un hijo sin quererlo, porque una noche se deja llevar y no usa condón; pero no, Dios ha engendrado el mundo porque lo quería.(..) El mundo se le ha escapado a Dios como una meada, pura incontinencia".

Y qué decir de la libertad para escoger entre el bien y el Mal? "La libertad es una cosa hermosa entre hombre y hombre; tú no tienes derecho a obligarme a hacer o a pensar lo que tu quieres.(...)Pero la libertad que me ha dado Dios, qué libertad es? Es la libertad de ir al paraíso o al infierno, sin medias tintas. Tu naces y estás obligado a jugar esta partida de tute(...) Y si yo no la quiero jugar?"

Dios es malo, dice el Anarquista, como un niño que se aburre y le arranca las alas a las moscas, "para pasar el rato".

Pero hay esperanza: Jesús, un revolucionario, propone que si Dios es malo, nosotros podemos ayudarnos unos a otros. "Entiendes lo grande que fue la idea de Jesús? Y lo que se fastidiaría Dios. Jesús ha sido el único verdadero enemigo de Dios (..) Jesús es el único amigo que tenemos nosotros, pobres hijos de Dios".

Si lo cogen los fascistas, este Anarquista que se sabe cobarde se matará para no delatar a sus compañeros: "Así los jodo a todos: a los fascistas, que no consiguen averiguar nada; a los curas porque me suicido y es un pecado, y a Dios, porque me muero cuando lo decido yo y no cuando lo decide él. Premio"

(La mejor refutación de los argumentos de San Agustín que se ha escrito nunca, creo yo. Una auténtica preciosidad)

10 octubre, 2006

Mi Mujerío: Mi Gran y Grande Amiga

Ni la menciono porque si lo hago me monta un pollo (hay que ser muy cuidadosa con aquellos que te llevan dos cabezas) pero me arriesgo a escribir de ella.

Hace años que somos amigas, compartimos bromas, risas, anécdotas y pesares. Ha hecho de suegra con todos mis amores; Me ha reñido, me ha escuchado y yo a ella. Hemos ido a comprar rimmel, a tomar una cervezuela escapando de nuestras familias. Me regaló este blog y sus confidencias. Hace años que parecemos David y Goliat mientras encargamos un calendario de bomberos para darle vidilla a la sala de ex-fumadores.

Esta tía se finge áspera e insociable y cree que los demás la perciben así; No se da cuenta de cuánto la quieren las muchas personas que cuentan. También es una profesional como la copa de un pino, que se está dejando la salud para hacer bien su trabajo.

Además se ocupa de su familia. No tiene ninguna gracia ser hija única, madre única, esposa unica....pero no se queja. Si lo hace, es después de cuidarlos a todos, cuando se le saltan las lágrimas de cansancio.

Ahora está siendo más fuerte de lo que se le debería, en justicia, exigir a nadie. Parece que se toma a broma o con "filosofía" cómo se siente. Yo se cuatísimo llora creyendo que es egoísta, que no tiene derecho a ello. Se pospone, se resta importancia.

Esta mujer, con su par de ovarios, es mi Amiga, además de admirable.

06 octubre, 2006

Mi Mujerío: La Dama del Puerto

Hablo hoy de una auténtica Señora; No la imagineis mayor, sino joven (como son los que nunca envejecerán), vivaracha, excelente anfitriona, dulce y pícara a la vez.

Rebosa inteligencia, pero no la usa mal; Es cierto que sus comentarios son agudos, irónicos muchas veces ...pero jamás sarcásticos. Conoce muy bien a la gente, pero nunca se aprovecha de ello; En sus juicios siempre hay un fondo de comprensión, de tolerancia con las flaquezas ajenas, de bondad.

Esta Dama y su Guapo Romántico Marino, que me embelesa contándome tantas anécdotas de tierra y mar, han conseguido que personas que hacía 30 años que veraneaban en el mismo sitio,sin conocerse ni tratarse, se sientan ahora parte de una comunidad. Proyectos comunes, sardiñadas y barbacoas, nadie que se acerque a Perbes está fuera de lugar.

Esta Señora es una madre; De sus hijas, claro. Pero también de cualquiera que llegue desorientado, que se sienta solo,que esté desubicado. Me espatarro de risa cada vez que me cuenta que ha hecho una comida sencillita: pero si tiene tres platos! Teje jerseicitos para los nietos, me escucha los rollos que le largo....ha conseguido que la insociable de mi madre sea su amiga, lleva collares originales y preciosos, siempre arreglada, siempre guapa.

La recordaré siempre en el muelle, con su túnica blanca, dando instrucciones y ocupándose de la Troyana y sus amigos cuando su Guapo Marino se ofreció generosamente a llevarlos en su velero. Estaba preciosa, en el borde del muelle, la túnica al viento, viéndoles zarpar....

Esta Señora ha conseguido que a mi me guste Perbes, que tenga nuevas amigas, que este verano haya sido especial.

Yo quiero que la Dama del Puerto siga siendo mi amiga, pero además deseo que sea mi tía honorífica.

(ah, y si conseguís que os cuente el chiste del "nejro barbaríssmo" se os van a saltar las lágrimas de risa)