17 octubre, 2006

Joie de vivre!


Joie de Vivre, Delaunay

Tengo que reconocer que estoy en un momento estupendo; salvando un par de inconvenientes premenopáusicos (como siga engordando voy a tener que vestirme en la boutique de Maria Teresa Campos y si siguen creciéndome "esas cosas" me tendré que atar los zapatos de oídas) estoy encantada de mi misma.

He descubierto que ser Heterosexual-No-Practicante es fantástico; Soy, por fin, un cerebro con patas. Osea, me puedo pasear en bata de casa por la calle como Nick Nolte (o con mi querida vieja ropa trasnochada) y me escuchan, me quieren y me aprecian. Encima, tengo amigos tan majetes que me dan un achuchón cariñoso,bromean y juegan a provocarme. Pero puedo dormir en mi camota con los brazos en cruz y sólo me despiertan mis propios ronquidos.

Me he olvidado de los pendientes, los collares y el reloj, aunque disfruto viendo a mis amigas pintadas y adornadas. Creo que he escogido ser una observadora de su belleza, que es mucha. Leo, sueño, escribo estas boberías y trabajo mucho en lo que me gusta y con los mejores compañeros de fatigas. La Troyana me gruñe, como debe ser, y me tranquiliza que sea una adolescente normal y borde. Mi madre no me llama porque se lo está pasando bomba en su pueblo criticando a sus amigas y poniéndose morada de ancas de rana....

Me siento muy bien, muy mía, prescindiendo de lo innecesario, aferrádome a lo que necesito. Quiero botas para caminar, pieles para abrigarme, jerseys grandes en los que me pueda remover, mi casa, mi trabajo, mi vida. La cara limpia, sin artificios, porque sólo quiero que me miren a los ojos; la mente despierta, el corazón amplio.

La excentricidad conquistada. Distinta, pero no risible, sino peculiar.

Por primera vez, me siento bien en mi pellejo.

Ha valido la pena llegar hasta aqui. El Eterno Retorno de lo Mismo, de Nietzsche: "Era esto la vida? Bien, otra vez!"

16 comentarios:

Allan Psicobyte dijo...

Me alegro mucho de verte tan optimista y vital. Tendrás al terapias contento, digo yo.

"Quiero botas para caminar [¿como Nancy Sinatra?], pieles para abrigarme, jerseys grandes en los que me pueda remover, mi casa, mi trabajo, mi vida. La cara limpia, sin artificios, porque sólo quiero que me miren a los ojos; la mente despierta, el corazón amplio."

Joé. Hacía tiempo que no leía algo así. Me dan ganas de darte un beso.

Te mando un achuchón grande, inmenso, desproporcionado, desde el no-tan-soleado sur.

duende dijo...

Mucha culpa es de tu madre, que ientras come ancas de rana, tu revives jejeje

Veva dijo...

Allan: jo, me has puesto colorada!

Duende: mira que tienes mala uva y qué lista eres, joía!

dulcecantar dijo...

Igualito, igualito que el comentario de allan. Ese párrafo, ¡qué digo! todo es de antología.

Marisoni dijo...

Pues viva tu vida y viva mi Veva, que ya estábamos deseando leer algo así (bueno, al menos yo).Muá.

Lol V. Steiner dijo...

Pozi. Me adhiero a la opinión de los aquí presentes.
ADemás, eres mi diva!

Veva dijo...

Ala, ala...sois todos unos bellotijos sin criterio ninguno! (Esto de emocionarse muchísimo y no saber cómo corresponder a tanto cariño es horroroso!)

x dijo...

A mi me gustan las albondigas con patitas y en bata de boatine...que quieres que te diga!! ( aqui no las hay, cachis!!! )
Un besote

Japimeripous dijo...

hey! que vibra tan alegre y contagiosa! saludos desde México.

Veva dijo...

Bienvenido, japimeripous, estás en tu casa.

X, me has llamado albondiga!

Veva dijo...

Ups, corrijo, bienvenida, japi. A mi me gustó mucho también "la reina del sur", aunque más "la carta esférica"

Lol V. Steiner dijo...

Se trata de elegir menú?
pues yo considero que un entrante a base de martini con oliva y hielo y unas tapitas de exquisiteces gallegas sería estupen of the death.
Desde que entreno, no pienso en otra cosa...

x dijo...

Perdone, Usted..si le ofendi. No iba con afan peyorativo. Y...unas anquitas de rana, que lujo tu madre.

Lol V. Steiner dijo...

Veva, cuando abro tu pagina me aparece un advertisement de pantalla completa...

Boneca do gelo dijo...

A veces quisiera yo tomármelo así como tú, de momento aún me preocupa demasiado el aparecer sofisticada ante los demás, pero hay que reconcer que no hay nada como la tranquilidad de pasearse cómodamente por casa, dormir ancha en la cama, y olvidarse de las pinturas de guerra.

Necesito conocer el secreto.

Anónimo dijo...

Enhorabuena, Veva, siempre fuiste así (así te recuerdo), aunque no lo creas. Has luchado, has leído, has sido honesta, has sabido renunciar... Nada ha sido casual ni improvisado. Todo ha sido libre y dolorosamente -a veces- escogido. Un saludo