28 octubre, 2006

Sobre Ética y Moral



La moral es la costumbre, lo admitido, bien sea individual o social. Hay cosas que están bien y cosas que están mal; La ética es la fundamentación intelectual o filosófica de esa costumbre, el porqué. La moral puede indicarme que quien mata a boleo debe ser apartado de la sociedad y es repulsivo. La ética me hace comprender que esa persona es un enfermo (con lo cual debo internarlo en un hospital), un ignorante (tengo que reeducarlo), o un malvado (lo mato y se acabó el problema).Todo depende de la valoración que hagamos del ser humano.

Para los sistemas éticos optimistas el ser humano es esencialmente bueno. Estamos deseando hacerlo bien, pero no sabemos cómo. Ese es el punto de vista de Sócrates; No existe la maldad, sino la ignorancia, "lo hacemos lo mejor que sabemos".

Sin embargo, los pesimistas ven en la naturaleza humana un fondo depredador; Sólo el miedo al castigo frena las ganas que tenemos de pasar por encima de todos para conseguir nuestros objetivos. No somos buenos, sino temerosos, diría Hobbes.

Un paso más allá encontramos a Aristóteles; Necesitamos ser felices y la amistad y la autorrealización pueden proporcionarnos esa felicidad. Se trata de potenciar lo que somos, frenar lo que exageramos, impulsar aquellas cualidades de las que nos sabemos escasos. El equilibrio, el justo medio.

O podemos disfrutar de la vida; Los epicúreos nos aconsejan gozar, aprovechar cada momento pensando en que no debemos arruinar el momento posterior ( vale tomarse unas cañitas, pero sin arriesgarse a una resaca). Los estoicos proponen tomar las cosas como vienen; si no espero nada, todo lo que de bueno venga será un regalo.

Descartes, mientras no elabora una teoría ética científica (Cristina de Suecia y su paseos madrugadores por la nieve se lo impidieron) aconseja, para una vida feliz, no meter la pata (donde fueras haz lo que vieras) y dedicarse a una ocupación grata (ya que hay que trabajar, que te guste el curro).

Kant, mi maestro, establece una norma general que se enuncia de distintos modos. Descubre lo que el llama "el reino de los fines" : ningun ser humano debe ser tratado como un medio, siempre como un fin. En si mismo y con los otros. Su imperativo categórico me impide utilizar a otra persona, pero también me impide utilizarme a mi misma. Trasladado a lenguaje actual: es inadmisible emplear la expresión "daños colaterales" cuando hablo de la muerte de seres humanos, no puedo hacerme daño a mi misma ni faltarme al respeto. He de pensar en todos los seres humanos como imprescindibles.

Aunque también podemos escuchar a Stuart Mill: Si decido ser utilitarista, me preocupará la cantidad de felicidad, no del individuo, sino de la colectividad: el bienestar ha de ser compartido, las normas, pactadas. Si es bueno para muchos, es mejor para todos. Es este, en general, el fundamento ético de las normas morales que aceptamos en las democracias occidentales. No obstante, qué ocurre con las minorías, qué pasa con los que no tienen voto? (ha de contar la opinión del tercer mundo? importa lo que piensen de las leyes de inmigración los inmigrantes?)

Y qué hacer con lo que nos rodea? Debemos preservar la biodiversidad para que nuestros hijos la disfruten (un punto de vista antropocéntrico) o porque en sí misma es valiosa (Singer habla de "personas no humanas", para referirse a los animales). Moralmente, todos sabemos que hemos de conservar el mundo que nos rodea, el fundamento ético difiere.

(Espero haberle sido útil a Dulce, que anda tan preocupada ultimamente)

20 comentarios:

elle dijo...

También me has sido útil a mí. Estupendo "resumen filosófico" =D

Veva dijo...

jo, elle

catalinadixit dijo...

Aristóteles me diría que soy no una exagerada, sino una espantada. Pero ha sido genial: desde siempre este tipo de discurso me ha cautivado y resulta que ahora a mí y mis chavales nos es útil.

Veva dijo...

Pues perfecto, Catalina. Muacs.

Lol V. Steiner dijo...

Como buena diva mía que eres, y al hilo de esta estupendix entrada filosófica, tengo que preguntarte (a ti y a los que te rodean):
Cuales son, a grandes rasgos, las 4 ó 5 problemáticas filosóficas más interesantes del siglo XX?
Tengo que hablar de esto para mi universidad, mañana es la fecha límite,pero con la semanita tan angustias que he tenido, he pasado de Husserl y compañía siete pueblos...
Help, plis!

Anónimo dijo...

Jeje, en serio! Creo que estaría muy bien hacer ediciones de bolsillo/cartera sobre estas cosas, y llevarlas como se lleva un calendario o la foto de alguien que queremos, sería super útil; vamos, pienso yo.
Se me ha ocurrido también otra cosa que añadir a la lista de las confusiones del post anterior: Confundir la discreción con la indiferencia.

duende dijo...

Joder, buscarse un sitio entre todo esto es complicado, pero tengo que posicionarme.... no sé donde

Colette dijo...

Pues en mi caso, la posición filosófica es de todo menos constante. La mayor parte de las veces me levanto en plan optimista socrática, si bien a veces reconozco que caigo en esa visión pesimista de la humanidad (porque es que hay cosas que no me explico. Estoicamente acepto las cosas como vienen y, ya que vienen, me lo monto en plan epicúreo a ver si lo disfruto. Eso sí, siempre buscando el equilibrio vital imprescindible.
Supongo que tengo ciertos problemillas de indefinición.

Lol V. Steiner dijo...

Esta mujer es un amalgama de posibilidades.
Madame, se encuentra usté en Madriz? Pq vamos a tomar un café con un actor gay amigo de mi hermana...

Veva dijo...

Yo me quedaría, marilol, con la filosofía de la ciencia ("la estructura de las revoluciones científicas", de Kuhn), la metafísica de Heidegger (su definición de el Dasein como ser-para-la-muerte), Chomsky y la conexión entre lenguaje y pensamiento y cualquier existencialista por mostrar la indefensión del ser humano

Lol V. Steiner dijo...

Eres mi idola...Muaks muaks

Anónimo dijo...

"La vida es injusta, desde el momento en que la suerte te depara unos genes
hasta el momento en que el azar de alguna enfermedad o accidente termina con tu vida".

Simón LeVay

http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com

Arkangel dijo...

Muchas gracias por ese resumen, sabes que en este momento también me viene a mi bien reposicionarse un poco desde un punto de vista "formal".

Lo leo y creo que al final me quedo con un poco de cada: hay momentos para todo, e inconguencias para más :)

Mafalda dijo...

¡Qué paseo tan genial! Primero tu post, magnífico... (más de una duda aclarada con todos esos señores que pensaban tanto,je je); después el de los comentarios, estupendo.
Ah!, jabata, estás aplicando tus técnicas de "Maestra" (en el primero y más auténtico sentido de la palabra) fuera de la clase y tus adeptos te siguen cual discípulos fieles.
¡ Estupenda treta para hacer pensar y, tal vez, posicionarnos!
Muács infinitos...

Javier dijo...

Solamente te ha faltado una cosita al final: un...

... "he dicho".

Lol V. Steiner dijo...

Diva mía, otra pregunta!
Tengo que elegir, leer y recensionar una de estas tres obras de inconmensurable densidad. Qué te parece? Cual me recomiendas?


1)HORKHEIMER, M., Teoría tradicional y teoría crítica. Barcelona, Paidós, 2000

2) HEIDEGGER, M., “El origen de la obra de arte”. En: Caminos de bosque. Madrid, Alianza, 1995

3) FOUCAULT, M., El orden del discurso. Barcelona, Tusquets, 2002

Veva dijo...

Lol, qué sádicos! Foucault es el más sencillo, sin duda.

Veva dijo...

je, javier, es verdad, no puse "chimpum"

Lol V. Steiner dijo...

Vale, pues Foucault.
Es el del péndulo?

x dijo...

Un post muy docente, a tu nivel. Gracias por la visita. No filosofees tanto y das mas can^a al personal, a tu viejo estilo.