06 noviembre, 2006

El Sexo de Los Caracoles



Por ingeniosos que nos pensemos los seres humanos, en cuestión de sexo está ya todo inventado. Basta con echar un vistazo al reino animal para reconocernos a nosotros mismos y nuestros congéneres:

Las Aves: Un largo cortejo con mucho bailecito expléndido, mucho derroche de pecho hinchado, serenatas y las plumas acicaladas. Todo para llegar a un risqui-rás que ni da tiempo a ver. Mucho ruido para tan pocas nueces, vaya.

Los Peces: Tienen el mérito de ser los precursores del cibersexo; Cada uno se pone animado por su cuenta. Las hembras aovan a su bola y ellos eyaculan a la suya. Nada de intimidad, nada de tocarse, sin complicaciones sentimentales.

Los Herbívoros: Por ejemplo, los ciervos. Dos machos que se retan para ver quién tiene la cornamenta más grande. Lo de menos es la hembra que se pasea por allí cerca más o menos aburrida. Cuando acaba el duelo, el ganador recoge el trofeo; Resulta divertido ver como mientras el ciervo se afana la hembra sigue comiendo hierba y se desplaza dos pasitos. Tremendo batacazo que se da el macho al caerse de bruces mientras ella lo mira como diciendo "anda, perdona, no sabía que estabas ahí detrás!"

Los pulpos: Estos me encantan; Un poco de bailoteo y luego el pulpo se la casca y con el tentáculo introduce el semen en la hembra. Je, y creemos haber inventado la inseminación artificial!

Los felinos: Estos no se andan con tonterías. El macho se abalanza sobre la hembra, la aplastuja y le pega tremendo bocao en la nuca.Mucho gruñido, alarido y demás. Hasta 10 veces copula el león macho con la hembra en un día para asegurar su descendencia. claro que después, hala, a criar barriga a la sombra mientras su harén caza...

Los perros: Acaban enganchados y mirando para puntos cardinales opuestos (voy a saltarme la reflexión sobre el matrimonio)

Y, por fin, los caracoles. Se dice que son hermafroditas, pero no es cierto si por hermafroditismo entendemos poseer simultaneamente los dos sexos. En realidad, los caracoles son la mayor parte del tiempo eso, caracoles. Sólo cuando les entra la marchilla y deciden intimar se vuelven sexuados.

Cuando dos caracoles se gustan y congenian, deciden, cada uno de ellos y por mútuo acuerdo qué sexo adoptará cada uno. Según la circunstancia y la pareja asumirán el rol femenino o masculino. A partir de ese momento, durante un día entero, se entrelazarán sin prisas pero sin pausa en un baile fundente de cáscaras, cuerpos brillantes de babas y cuernillos atrevidos o tímidos. En su lentitud, son sorprendentemente ágiles y hermosos.Se toman su tiempo, pero parece que lo hacen dulce y bien.

Creo que me pido ser caracol en la próxima reencarnación ... y vosotros?

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo también! Sería super interesante!

Lol V. Steiner dijo...

Cooooooooooooooooño con la filósofa!
Anda que no sabe...

(sigo con Foucault)

Javier dijo...

Ya puestos y dado que, por lo visto, el cerdo llega a tener un orgasmo de 30 minutos.

¡Quien fuera cerdo! ¿o no?.

Colette dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Veva dijo...

Y la cerda, Javi?

Javier dijo...

Pues, no lo sé. Creo que cuando dice cerdo es genérico (machos y hembras).

Pero como veo que te interesa, lo buscaré por ahí y te cuento... marranadas.

Colette dijo...

Veva querida, espero que sepas dónde esconderte...la Lol. me está mandando ofertas de billetes de avión para ir a conocerte...
Y yo para esto de los viajes y el descubrimiento de personas soy de lo más lanzada...

soleil dijo...

muy bueno tu posteo...mucho ingenio en tu escrito, un blog diferente. te sigo desde miami

duende dijo...

Joer po'si, pero, viendo el asunto desde la barrera, lo más divertido es lo de los herbívoros, las discusiones sobre tamaño son de lo más alucinantes. Y lo del batacazo con giro es totalmente femenino jejejejeje... me cae bien esa "cierva chica" que diría mi hadita.

Javier dijo...

Veva, lo las cerdas, nada de nada. Tengo la impresión de que lo de los 30 minutos es sólo el macho.

Pero, siempre puedes reencarnarte en caracol, ¿no?.

Yo, desde luego ¡en cerdo!.

Besos

dulcecantar dijo...

El comentario de los puntos cardinales y la reflexión sobreentendida : buenísimo.

Mafalda dijo...

Sencillamente genial!
Estoy de acuerdo contigo, Veva, lo de los caracoles es muuuucho más hermoso, divertido, dulce y, añadiría yo, que ameno... ¿por qué ser siempre lo mismo pudiendo intercambiarse? Hum hum, puede que los humanos estemos imitando su conducta con tanto cambio de género, aunque lo hacemos definitivo en vez de hacerlo de quita y pon, según apeteciese o "apeteciera". (Perdón por la meter la gamba verbo-gramatical, pero me apetecía).

Veva dijo...

Sigo preocupada por la cerda.... Javier, tu crees que la media hora esa es obligatoriamente presencial para la cerda?

Javier dijo...

Desgraciadamente, Veva, me he informado. Actualmente se utiliza la fecundación artificial. Además todo eso me suena a sacacorchos. Mira, creo que va a ser mejor caracol (o caracola o lo que sea).

arroyito dijo...

hoy he visto a dos caracoles haciendo exo. y como nunca lo habia visto y no sabia como se reproducían pues me ha sorprendido. De un caracol salía una especie de pene en blanco y se lo introducía al otro. Hechaban mucha espuma y estuvieron muchísimo tiempo. , Al final mi hija de tres años se empeñaba en despegarlos y si se despegaron pero cuando ellos quisieron,.. En fin que cada día se aprende algo nuevo.

C.A.A dijo...

Pues yo quiero ser bonobo. No creo que los caracoles tengan un sistema nervioso suficientemente complejo para saber que la están pasando bien.