03 noviembre, 2006

Saliendo a Flote


Kandiski

Todavía no estoy curada, pero sí transformada. Cuando alguien se cura de una depresión "vuelve a ser él mismo". Yo no he tenido una depresión, sino un revuelco de toda mi vida; Un tiempo larguísimo, de años, para construirme. Quien está deprimido y sale adelante, se "recupera". Yo nunca he querido recuperarme, sino ser otra.Ahora ya lo soy.

Da un poco de susto. Hace nada, la vida me obligaba a ser de una manera; Tampoco tenía más opciones: sacar adelante a la Troyana,trabajar, encontrar pareja con la que compartir tantísimas faenas.

Aquello que yo deseaba que fuera mi vida, nunca fue. Lo pasé mal. Los sueños se esfumaron de forma agria, me sentí derrotada injustamente. Tanta carne en el asador para nada!

Pero lo bueno de mi vida se hizo más presente: amigos que no me abandonaron, el valor de ir a una terapia, mi precioso trabajo, las ganas de no aferrarme nunca a mi Troyana y quererla libre, escribir bobadas que algunos leían...parece una tontería, pero no sabía que necesitaba una voz-blog.

Intenté reconstruir mi vida hasta que supe que no era esa vida la que quería. Descubrí quién era yo sin negarme, distinta, diferente. "La evidencia es una presencia", pero tan esquiva para quén está en ella!.

Veo que quienes me quieren siempre supieron quién era: Vida para adentro, fragilidad que debe protegerse como con concha de caracol, regalo de risa, afecto y charlatanería. Camarada, amiga entregada....agradecida y sorprendida por el afecto.

Ahora ya, si mi invitais, no me da un esparaván. Disfruto con vosotros. Sólo me falta un poquito para ser yo quien os invite a una macrocena que os debo. Por salvarme, por respetarme, por seguir invitándome a vuestras vidas cuando no podía ir.

13 comentarios:

fanshawe dijo...

Claro que flotas, con la delantera que dices que has echado... :-)

No sabes cuanto me alegro, Veva. Espero que algún día caigas en que somos nosotros los que te damos las gracias a ti.

Un beso enorme.

hnh dijo...

felicidades, un beso.

dulcecantar dijo...

¡Qué belleza, serenidad y esperanza!

Anónimo dijo...

Yo también me alegro mucho! Y estoy de acuerdo con lo que dice Fanshawe, el placer es nuestro.
Invitada... cuando quieras...

Anónimo dijo...

totalmente de acuerdo con fans. Y además, no sabemos (no yo, al menos) cómo eras antes, pero la de ahora me gusta. Mucho, añado. ;-)
muchos besos

duende dijo...

A mí invitame a cenar y no des más largas!!!!! ;)

(bufff, esto fué el parto de los montes jejeje)

Marisoni dijo...

¡¡¡¡Bieeeeeeen!!!! A ver si es verdad que no te escaqueas de una caña, y la macrocena esa que dices, o una ración de calamares, da igual. ¡Qué gusto leerte, y qué gusto verte así! De ésta, terminamos la cena yendo a unos "boys".... (lo siento, Duende, pero ya llevamos años diciéndolo, ya toca, y la ocasión lo merece).

Javier dijo...

Con la fiebre que hay por ahí últimamente con los cartelitos de ¡Free hugs!, ¡Abrazos gratis!...

y todos estos quieren que les invites a una cena. ¡Tendrán morro!.

Besos y sigue escribiendo con esa sensibilidad especial que llevas dentro reconvertida en alegría.

Mafalda dijo...

Eres otra... No sé. Sí sé que eres más parte de la otra Veva que siempre llevaste sin aflorar porque no tenía cabida en tu mundo de entonces. Pero ambas, incluso todas las posibles, tenían y tienen cualidades magníficas que los demás valoramos siempre, aunque no te dieses cuenta. Sólo necesitas asumir sin avergonzarte que eres merecedora del cariño que se te profesa, y admitirlo con todas sus manifestaciones, aunque a veces éstas sean un poco rollo o un tanto excesivas (léase invitaciones, comidas, cenas, conversaciones... etc.)
Creo que eres afortunada al ser capaz de ser otra. Poca gente lo consigue. ¿Quién sabe?, quizás sea lo mejor que te puede haber pasado a pesar del sufrimiento y la larga espera o incubación.
Sea como fuere, me alegro infinito por ti, ya lo sabes.
Un besazo enorme, de esos que tú evitas.
¡Ah! Macro o mini (la cena, digo) da igual, incluso sin o con boys, pero YA.

x dijo...

A mi me gusta la Veva en plan can~ero.
Un besote.
Enviame la invitacion por UPS

Lol V. Steiner dijo...

Diva mia, me doy por invitada a la cena. Me muero de ganas por conocerte en persona y comentarte mis puntos de vista sobre Heidegger, así que:
1- Avisame con tiempo.
2- Que sea sábado, que tu tierra está lejos de Madriz.
3- Marisco, por Dioooorrrrrrr!!!! o, en su defecto, lo que sea. A ver si ahora va a ser más importante el papeo que la compañía.

Y si la cosa cuaja, me puedo incluso llevar a madame Colette de excursión a tierras gallegas... :D

Veva dijo...

Je, nada, nada, habrá que planear un banquete de no-boda! Como la Duende me hará jurar que nada de boys, tendremos que improvisar, osea, chicos lectores, traeros el tanga de leopoldo...yo me encargo de los pitos esos de cuerda que corretean por la mesa!

Colette dijo...

Me alegro mucho por tí Veva. Supongo que construirnos a nosotros mismos es una tarea que lleva años o, más bien, que no acaba nunca.
Cuando se ha estado en los límites de la tristeza, cuando se ha sufrido mucho, el siguiente paso es solamente mejorar y ver la vida con luz muy brillante. Lo sé de buena tinta.