22 diciembre, 2006

Retomando Gafitas

Hace años me operé los ojos; No fue una decisión estética, en realidad temía que, a la velocidad que me aumentaba la miopía, llegase a tener serios problemas o incluso a la ceguera, como gran parte de mi familia paterna. Así que dejé que me pusieran unos sujeta-párpados grimosillos (en la Naranja Mecánica vereis unos parecidísimos) y en 5 minutos todo resuelto: ya no necesitaba gafas de cristales reducidos.

Para diversión de mis amigas, descubrí que le resultaba repentinamente atractiva a un montón de gilipollas. Estaba acostumbrada a currarme los ligues y a que fuesen gente que sabía ver a través de mis cristalotes. Nunca había experimentado eso de que me mirasen a las tetas o a las piernas, los zíngaros veían los vidrios y ya no bajaban, los hombres interesantes primero hablaban conmigo. Fue toda una experiencia lo de ser visible para cromañones.

Hoy el oftalmólogo me ha dicho que, si quería, podía usar gafas cuando se me cansa la vista, para la tele, cuando es muy de lejos. Que si quiero, como no conduzco, no me las encargue. Pero he ido a hacérmelas y en una hora me las han dado. El mundo nocturno ha vuelto a ser definido y claro. Aquella manía que conservaba de empujarme el puente de la nariz hacia ariba tiene otra vez sentido.

Y cuando he llegado a casa me he mirado al espejo con cierto temor: una no nota el tiempo que pasa porque se ve día a día, pero...me miraría una extraña mucho mayor al volverme a ver con gafas?

Me las quito, me las pongo, miro la tele, la ventana, esta pantalla... me miro yo con y sin y sonrío alborozada: Yo soy esta, la de verdad, sin los fingimientos de años. Hay quien se disfraza poniéndose cosas, descubro entusiasmada que mi cara auténtica es esta, la que lleva algo que hace que mis ojos sean los de siempre, que mis labios parezcan más anchos y mi cara pierda ese aire de perrito sin dueño que no he sabido que acarreaba. Otra vez, aunque parezca niñería, descubro en mi rostro el de mi padre.

Es una tontería, ya lo se. Pero en este camino de retomarme, de no negarme, de entenderme a mi misma con cierta generosidad, decubro ahora que soy la misma, diez años más tarde.

He visto la ciudad de noche sin que se difuminasen las luces, me ha abrazado unas cuantas veces, espontáneamente, mi hijastra. He encontrado a grandes amigos comiendo a la hora de merendar, y me ha alegrado que nos viesen a la Troyana, a su hermana y a mi. La ciudad y ellos me han aceptado con lo que la Duende llama mi "look grunge-vieja loca"

Vaya, que he recuperado mis gafas y me siento feliz.

13 diciembre, 2006

Juicio a Pinochet

"Nosotros, ciudadanos del mundo,en el caso de la Humanidad contra Augusto Pinochet, consideramos probados los siguientes cargos:

ASESINATO MASIVO
TORTURA MASIVA
ROBO AL PUEBLO CHILENO
NEPOTISMO
INCUMPLIMIENTO DE LA DECLARACIÓN DE DERECHOS HUMANOS
PERJURIO
FUGA (Y NO OLVIDAMOS LA COMPLICIDAD DE LOS SEÑORES BLAIR Y AZNAR)

Asimismo, consideramos como agravantes:

LA PREMEDITACIÓN
LA ALEVOSÍA
LA REITERACIÓN SISTEMÁTICA
LA FALTA DE ARREPENTIMIENTO

Por todo ello, declaramos a Augusto Pinochet CULPABLE de todos los cargos y lo sentenciamos A SER RECORDADO SIEMPRE COMO GENOCIDA CULPABLE DE CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD, A SER NOMBRADO SIEMPRE CON REPUGNANCIA Y AVERSIÓN, A QUE SU TUMBA SE CUBRA DE ESCUPITAJOS POR CADA UNA DE SUS VÍCTIMAS. A SER, EN DEFINITIVA, EXCLUÍDO DEL GÉNERO HUMANO Y CONSIDERADO, POR LO TANTO, MONSTRUO.

No queremos terminar sin hacer mención del Juez Garzón, que nos hizo creer en la justicia, y de los señores Blair y Aznar, que nos arrebataron esa esperanza.

NO OLVIDAREMOS. NO PERDONAREMOS"




02 diciembre, 2006

Embrujadas y la Filosofastra



Estaba viendo "Embrujadas" (y no, no con mi hija, lo estaba viendo sola, con premeditación, aburrimiento y alevosía) y me encontré con un personaje malvadísimo que le decía a uno de los "buenos" (que pasaba una crisis existencial) algo así como: "entérate, no vale la pena, esta lucha es infinita y sin resultado, porque existe un equilibrio entre el bien y el mal y nadie va a ganar, solo los listos".

Vaya puñeta, me ha pillado: Tiene razón el malo porque nunca ganaremos; Cada pequeña batalla por la dignidad,por la libertad, por la justicia...será sólo eso, pequeña, microscópica, efímera. Salvamos a una señora de ser lapidada mientras otras 20 mueren a palos....hacemos leyes que llegan tarde para muchos, que no son aplicadas correctamente, leyes que se saltan a la torera.

La reacción corriente es algo así como: "total, no he cambiado el mundo, menuda mierda, para qué intentarlo?"

Pues no estoy de acuerdo; Esta es una guerra (quizá contra la naturaleza humana depredadora) en la que lo que importa no es el final de la guerra, sino las escaramuzas. El valor se demuestra perdiendo, la batalla importa y no la guerra. Cierto que cada vez que añado un punto al lado de los buenos los malos sabrán como añadir 2 puntos en su marcador...Y qué?

Podría decir que si se cargan la selva amazónica se cargan el futuro de sus hijos...pero ni siquiera pienso en eso; Cada vez que los malos defienden sus "ideas", con el subterfugio que sea, se oye el "clink, clink" del dinero. Cada vez que yo, o tu, como gilipollas, nos ofendemos, nos irritamos, nos soliviantamos....lo único que se oye es ese "hola, qué tal, puedo ayudarte?".

No importa el resultado final. Importa estar en la trinchera. Que los malos necesiten un terremoto para equilibrar la balanza del sufrimiento.


O de otra manera: para qué molestarse? salvas a uno y perecen miles... ese argumento sostiene la impasibilidad....hasta que en las estadísticas aparece tu padre, tu madre, tu mismo, tu hermano...ahí las cosas cambian; Estamos dispuestos a usar todos los recursos para salvarlos, para prolongar su vida, para evitar su sufrimiento.... Por qué el médico que entrega un montonazo de horas a consolarnos, evitar el sufrimiento de alguien a quien queremos, etc, es una persona estupenda y quien salva una sola vida en África es un soñador, un tipo (o tipa) que flipa, que derrocha su talento, que emplea todas sus fuerzas en una batalla perdida?

Será que quién cuida a los mios es estupendo (porque yo lo valgo) y quien cuida a un montón de estadísticas (que seguro que tienen padres, hijos, amigos)es un soñador?