21 enero, 2007

Tiempo de Irse

No he escrito este post antes por cobardía. Podría decir que me estoy acostumbrando a la nueva pantalla, al negro teclado (elegante pero incómodo, me parece). La realidad es muy otra y me está costando aceptarla.

He sido Jefa de Estudios tres años y es el momento de irse. Este trabajo llegó cuando más lo necesitaba; Bueno, en realidad no llegó, creo que sólo me faltó ponerme de rodillas (quienes conozcais este mundo de la educación sabeis que la circunstancia es inusual, todo el mundo huye como de la peste de este trabajo mal pagado y poco reconocido), pero yo lo quería, necesitaba el reto y me parecía que alguien con ganas y novedades estaba pidiéndose a gritos.

Así que allá me fuí cuando el Jefe vió que no había nadie más. Qué torpe fuí para aprender burocracia y papeleo (en realidad, todavía no se) pero qué bonito recibir a cualquiera, niño, profe, padre, abuelo y empezar la conversación con un "en qué puedo ayudarte?". Y hacerlo de vez en cuando. Ocuparme y preocuparme, siempre; Ayudar cuando he sabido. Acostarme pensando en otros, levantarme con una respuesta.

Sigo fechando exámenes en domingo, no tengo ni idea de cómo se hace un horario, le doy con dos deditos a la tecla, se me cuela la perrita dentro del insti (que queda muy poco profesional y una señora ya ha protestado, alegrándose de que mi mascota no sea una pitón o una boa), soy impulsiva, arrebatada, de risa fácil y poca contención y saludo al Inspector con un "qué, nos echabas de menos, dos veces en dos semanas, no puedes vivir sin nosotros! (glups, tierra, trágame)" .

Pero me quedaban cosas por hacer y se me acaba el tiempo. El Jefe se nos va, y con él su equipo. Vendrán otros y lo harán bien, espero. Pero me jode, a mi me quedaba un año más, algunas cosillas por hacer, algunas batallas que enfrentar. Me encanta organizar, me gusta el compromiso y mi mundo es la educación, pero estoy hasta el moño de explicar Aristóteles (aunque me sigue saliendo muy bien ejemplificar la sustancia con un calamar rebozado, pero ya lo he hecho muchas veces). Volveré a ser profe a tiempo completo.

Es tiempo de irse sin saber si he hecho algo más que unas risas, unas anécdotas, alguna batallita para recordar.

14 enero, 2007

En casa de Herrero

Si habeis leído el post anterior, sabreis que a lo mejor tendré unos dinerillos extra en breve; Lo que se os habrá escapado, como a mi, es que la Troyana, mientras se metía 20 cigalas entre pecho y espalda, no perdía ripio de lo que se hablaba. Además, la Troyana es muy práctica, se saltó toda la parte afectuosa-entrañable de la conversación, pero recordó estupendamente lo que ella llama "los colindantes" (que es cualquier cosa que tenga que ver con un notario).

Así que ayer por la noche, entre deliciosos parpadeos (el proyecto de bruja que he parido tiene ojos negros y pestañas kilométricas)me dice: "Maaaaamiiii,no decias que mi habitación es muy infantil ya y que a ver si la cambiábamos?, pues lo he pensado y creo que tienes razón"

Vaya, me dije yo a mi mismidad, por fin nos vamos a librar de los posters de las supernenas y de la cama nido de las pelotas, que me sobresale media hija.Ahora puedo ponerle una habitación práctica y con muchas estanterías.

Pero hete aquí que la Troyana me presenta su propuesta: quiere "la cama con dosel, un escritorio de patas torcidas terminadas en garras que se apoyen en bolas y un lavadero de los tiempos antiguos" (aguamanil, hija, aguamanil). Sondeo para precisar el estilo, porque "tiempos antiguos" abarca desde la antigua grecia hasta la tele en blanco y negro (nunca olvidaré la cara de alucine que puso cuando supo que cuando su madre era pequeña la tele no era en color...y tampoco el delicado "qué pringaos!"). Así que ya veo por dónde van los tiros, solo tengo que consultar la programación televisiva: En la última semana, tres películas de Sissi emperatriz y otra de María Antonieta.

Hay que joderse, quiere la pared color crema porque imagina que no se la dejaré pintar de rosa. Yo le digo, para aplazar la disputa, que no tenemos los mortadelos, que falta tiempo para eso. Mi capullito de alhelí me dice que le hipoteque la habitación, que si se puede hacer con una casa también se podrá con un cuarto. Además, cuando tenga hijas, les va a encantar la habitación (una inversión de futuro, vamos)y como los muebles van a ser antigüedades, no perderemos la inversión (casi lloro, la nena preocupada por conservar el patrimonio... si es que vela por mi!)

Conclusión para los que no teneis hijos: olvidaos de esos "yo nunca permitiré", "mi hijo me sale así y lo capo", etc, etc. Nacen rodeados de libros y no leen un tebeo, tienen una madre aventurera y son más de pueblo que las amapolas, se enamoran de pelirrojos gamberros, eligen amigos y aficiones, se ríen de lo que les hace gracia, lloran por no tener un pintalabios, se mueren de vergüenza si os poneis un gorrito, quieren perro y os lo endilgan.....Todos los proyectos que teníais para ellos, les importan un pimiento.

Son seres autónomos, individualidades definidas, personas con criterios propios (y cursis).Pero si son felices y buenas personas, amigos de sus amigos,con encanto y alegría, decididos y tienen el corazón grande....En fin, quién se resiste a enamorarse?

12 enero, 2007

Homes, Homiños, Macacos e Macaquiños: Un Hombre Honrado

La que sigue es una historia, por motivos fiscales obvios, ficticia.

Había una vez dos hombres que fueron socios más de 30 años. No todos aquellos años fueron perfectos, hubo sus más y sus menos, desacuerdos, fricciones. Uno de ellos emprendió nuevas aventuras, se divorció, cambió de ciudad. Separaron sus intereses económicos, deshicieron su sociedad. El hombre que se fue volvió a casarse, hizo negocios más elegantes, dejó casi toda su vida atrás.

Pero hubo un momento en que aquel hombre de la nueva vida pidió un favor a su viejo socio: Acordaron una venta ficticia de la vieja casa de una familia que ya no existía. Era algo pasajero que sólo ellos dos sabían. Y así se hizo, como se hace entre amigos, sin papeles, sin más testigos que ellos mismos. Hoy por ti y mañana por mi. Aunque sea mucho dinero, qué más da.

Ocurrió lo que siempre pasa, que la vida asalta por sorpresa y la muerte aún es más taimada. Murió de sopetón el hombre que parecía que empezaba y sobrevivió quien se quedaba. Una hija se quedó endeudada porque su padre pensaba que se quedaría con todo. Una viuda se montó en la pela porque sobreestimaron su generosidad.

Y entonces apareció aquel hombre rechonchito, poco elegante, de ojos enrojecidos y maneras exhuberantes; Y quedó con la hija para devolverle su casa. Nadie le pidió nada, pero ahí estaba él diciendo "tengo algo tuyo, no es mío, que no te lo arrebaten". Entended que legalmente no debía nada: una venta es una venta, la propiedad era suya. Pero era un amigo y un hombre honesto; Devolvió aquello que ningún juez podía reclamar.

La hija de su amigo come con él y con su mujer todos los años. Se reúnen, hablan de vivos y muertos, se dan cariñosos abrazos...

Me alegra muchísimo su compañía, las anécdotas de mi padre que va grabando mi hija, los recuerdos que sabe desgranar, las risas que hacen él y su adorable mujer con mi madre...Me sorprende toda la generosidad de este hombre que hoy ha vuelto a regalarme un buen dinero, porque encontró una cosa que habían hecho él y mi padre..Le pregunto: Manolo, estás seguro?, No será tuyo? Y me dice que no, que lo sabe, que lo hablaron entre copillas una noche, que la palabra que un hombre da, vale...

Yo conozco, no se por qué, a personas especiales. Sin merecerlas, sin buscarlas.....en este caso, Un Hombre Honrado.

09 enero, 2007

Amantes y Vacaciones

Esto de las vacaciones es como follar. Me explico: me acuerdo yo, cuando aún no era hetero-no practicante, que había mañanas en las que miraba a la almohada de al lado y pensaba "vaya, quién será, parece majo, he debido pasarlo muy bien".Claro, lo jodido era el desayuno, porque a ver cómo conversas con alguien si no sabes cómo carallo se llama.

Luego están las otras vacaciones, esas en las que te levantas con la certeza absoluta de no haber debido estar ahí. Lo hiciste, apechugas con ello, pero algún bicho verde te abdució y tu no eras tu.

Y luego están los amantes y vacaciones buenos; Precioso todo, inmejorable, cada minuto con quién deberías estar y cuándo deberías estar....casi no quieres que llegue el día después. Sabes que esos son recuerdos indelebles, quieres repetir....

Pero qué gusto cuando por fin se va y te pones el pijama de cuadros mientras cantas una de Mary Poppins!!!!!!!!!!!:

"Qué hermoso día hace hoy// igual que en mayo está el sol// dan ganas de voooolar!//nunca verde así// el prado vi// con un cieeelo igual!"

Lo siento, es poco correcto: PERO ME ENCANTA TRABAJAR!!!!!!!!!!!

06 enero, 2007

Para el Sexo de las Moscas

Je, hablaba con ese blog-amigo de lo dificil que es ser blogger. Si dices tu nombre, chungo, a ver qué cuentas. Si no te revelas, qué alivio...pero alivio de quién.
Te queda contar algunas de las cosas que piensas y volver a encontrar amigos-pijama-daniels.Que viene siendo:

Estás absolutamente perjudicada, pedo perdida; Entonces, mientras crees que pasarás el resto de tu vida en un escalón, aparece una voz amiga que nunca has oído; Esa voz te levanta, te acompaña hasta una cama que jamás has ocupado, te ayuda a vomitar en un baño que nunca has visto y te pone un pijama mientras tu, absolutamente beoda, ofreces favores que ni podrías dar ni nadie en su sano juicio aceptaría. Luego te arropan, te dicen que vendrán a la mañana siguiente...y tu te aferras y dices "no me dejes", que es la palabra mágica para atar a las buenas personas.Así que se queda y no puede más que tumbarse a tu lado.

Encima, cuando es por la mañana y por fin apareces, recuerdas que te acariciaba el pelo y susurraba ternuras para que te durmieras. Supones, con acierto, que tu aroma no era "Embrujo de Sevilla" en aquel momento, que eras inconexa, borde, algo bestia. y sin embargo, estaba ahi.

Dónde están los buenos chicos cuando estás serena?

02 enero, 2007

Esto de las Fechas Entrañables

Según pasan los años, una se da cuenta de que hay dos cosas que son interesantísimas para quien las relata y un auténtico coñazo para los demas; Me refiero a contar los propios sueños (los de por la noche, no los deseos más o menos inconfesables)y a exponer la meditada opinión que tenemos sobre la navidad. Lo de los sueños tiene delito, porque poca gente encontraremos que se entusiasme porque los hemos soñado en bolas y conversando con nuestra abuela paterna y Napoleón (de hecho, los psiquiatras COBRAN por oirnos, no nos pagan, así que debe ser un coñazo hasta para ellos)pero ,al menos, cuando asaltamos a los demás con nuestro rebumbio onírico no lo hacemos a plazo fijo (nadie puede pensar "cielos, es día 24, me van a dar el turre con un sueñecito!").

En cambio lo de la navidad sí es previsible. En torno al día 20 de Diciembre empezamos el ritual: "Ay, que fechas más entrañables", "Yo la celebro por los niños", "Es horrible cómo gastamos", "Claro, te entra pena por los que ya no están", "A mi no me gustan nada, me deprimo, pero claro, hay que celebrarlas", "es una estupidez tener que estar contento en unas fechas determinadas"...

Luego vienen los comentarios sobre la iluminación: "Está precioso este año", "Menudo ayuntamiento de mierda, cuatro bombillas y ya está" ...

A continuación,la gran pregunta sobre Nochebuena: "Y vosotros donde la vais a pasar?". Pregunta estúpida donde las haya porque hay pocas opciones: a) con la familia. b) con los suegros. Seguro que también hay gente que va al caribe o a NY, pero a esos no les preguntamos, que bastante disfrutan ya. (Resulta curisísimo que ni siquiera los más ácidos o iconoclastas se atrevan a contestar "meneándomela en casa")

Por fin llega la noche de findeaño; Y hala, venga a enviar y recibir chorradas sobre cepillos de dientes, lotería, deseos espectaculares...La cosa empieza a las 6 de la tarde, que luego ya se sabe que se colapsan los móviles. Así que no puedes salir de vinos, cocinar, cenar, ni nada sin interrupciones. Eso si, las uvas son sagradas, ese ratito se te puede atragantar la abuela que ni en urgencias te cogen el teléfono. Pero ya está, hemos cumplido, dos copazos de champán a la carrera y a ver el sorprendente programa de cualquier tele (lo que se ríe esa gente, y eso que lo filman 10 días antes).

La mañana del día después, osea, añonuevo. Se pone una las mejores galas (preferiblemente pieles) y atraviesa la ciudad sorteando vomitonas y gente que no sabe que ya es de día. Un par de birrillas para celebrar el año y levantar la resaca o el aburrimiento y otra vez a comer, que hace por lo menos 8 horas que no comemos tres platos.

Y va transcurriendo la cosa.


Eso si, cada casa tiene sus tradiciones. En la mía es todo previsible: Mi madre y mi hija no paran en casa, yo me escondo como una ostra. Mi hija sale de compras, mi madre sale de compras. Yo odio comprar y ver escaparates, así que me escaqueo camuflada de ostra. Mi hija quiere tener 17 años. Mi madre quiere tener 17 años. Yo me alegro muchísimo de no tenerlos y ser una ostra. Mi hija se pelea con mi madre. Mi madre se pelea conmigo.Yo intento escabullirme y ser una ostra. Mi madre me persigue y llama a la puerta tres veces al día. Mi hija se larga, pero me llena la casa de niñas y entran y salen, sin llaves, doscientas veces al día. Yo estoy hasta el moño del timbre y me concentro para no arrancarlo, que para eso estoy vestida de ostra. Mi tía Pili me llama y me dice que este año voy a encontrar al hombre de mi vida ...pongo cara de ostra y se que, con lo gafe que es, seguiré haciendo el amor con la persona que mejor me conoce...(YO MISMA, COÑO, NO MI MADRE!).

Ya está el puto cartero llamando al timbre.No sabe lo que hace, el pobre hombre.