09 enero, 2007

Amantes y Vacaciones

Esto de las vacaciones es como follar. Me explico: me acuerdo yo, cuando aún no era hetero-no practicante, que había mañanas en las que miraba a la almohada de al lado y pensaba "vaya, quién será, parece majo, he debido pasarlo muy bien".Claro, lo jodido era el desayuno, porque a ver cómo conversas con alguien si no sabes cómo carallo se llama.

Luego están las otras vacaciones, esas en las que te levantas con la certeza absoluta de no haber debido estar ahí. Lo hiciste, apechugas con ello, pero algún bicho verde te abdució y tu no eras tu.

Y luego están los amantes y vacaciones buenos; Precioso todo, inmejorable, cada minuto con quién deberías estar y cuándo deberías estar....casi no quieres que llegue el día después. Sabes que esos son recuerdos indelebles, quieres repetir....

Pero qué gusto cuando por fin se va y te pones el pijama de cuadros mientras cantas una de Mary Poppins!!!!!!!!!!!:

"Qué hermoso día hace hoy// igual que en mayo está el sol// dan ganas de voooolar!//nunca verde así// el prado vi// con un cieeelo igual!"

Lo siento, es poco correcto: PERO ME ENCANTA TRABAJAR!!!!!!!!!!!

7 comentarios:

Arkangel dijo...

¿Es verdad que Mary Poppins, o sus guionistas, comían cosas de esas con dragones pintados? Sí, es verdad.

Por otra parte, es genial eso de que te encante trabajar. A mí a veces también, y esos momentos son fabulosos.

Off the record, siempre me ha encantado eso de hetero no practicante, a veces incluso lo uso, con ligeras variaciones. Creo que el otro día lo hice a final de un post :)

Veva dijo...

Mentirosillo.....

Anónimo dijo...

Pues yo odio trabajar....
Como te admiro!

dulcecantar dijo...

Y es que no hay mejor película que Mary Pompis ( así la llamaba mi hija) ni mejor escena que la de los deshollinadores bailando en los tejados.
Pero a mí que tanto me gustaba trabajar se me están cayendo al suelo las ganas; eso sí, sigo estando muy orgullosa de mis compas.

Anónimo dijo...

A mi no me pare poco correcto que digas que te encanta trabajar. Más bien me parece poco habitual...
Yo, sin embargo, prefiero las vacaciones y, ya puestos, los amantes...

trugaredd dijo...

En fin, cada uno hace lo que va pudiendo hacer-sentir-pensar, en función de la fuerza de las hormonas, del equilibrio-madurez, de las circunstancias. Claudio Naranjo habla de una fórmula amorosa: eros (amor-placer), filia (amor-admiración) y agapé (amor-entrega), ¿de cuál pedimos más? ¿de cuál ofrecemos más? En el trabajo puede que haya mucho de agapé, y en unas vacaciones solitarios... Uno de nuestros amores suele ser deficitario, en otro somos campeones, tendríamos que compensar (dice la teoría) Perdón por el rollo, todo para evitar decir cual es mi amor deficitario... Feliz amoroso año, Veva

Veva dijo...

Falta uno, Truggi, la "charitas": es ese amor que puede admirar, pero también comprender y perdonar, que es pasión, pero también da sopita en la gripe y que también pide, no sólo entrega.
También a ti te deseo que la "charitas" te acompañe.