17 marzo, 2007

Misteriosa Intimidad

La misma fuerza que nos aparta con timidez de una amiga permite que nos coja del hombro un extraño; Damos un beso a un niño en la cabecita, el nos lo devuelve en la mejilla y nos sonrojamos; El amigo que nos pellizca en broma nos mata del susto si pone la mano sobre la nuestra; Sabemos que un ligero empujón es una muestra de afecto, huímos de los ojos que se nos clavan.

Un gesto con que el otro nos aparta el pelo de la cara o nos quita una carbonilla,es el mayor secreto erótico, un símbolo de posesión...Si se detiene a peinarnos las cejas nos rendimos, nos inundamos de pasión. Nuestra madre nos coloca con afecto el cuello de la camisa y gruñimos, nos removemos, nos incomodamos.

Esa mano que se posa en nuestro rincón más secreto puede ser más inocente que la de un niño; Sólo quiere decir eso tan simple y tremendo de "yo soy tu, tu eres yo, acaricio lo que nos gusta, rasco donde nos pica".

Decimos "buenos días" desde la puerta, acariciando el pelo del que duerme o sujetando con fuerza su pene. Siempre la respuesta es "ya voy". Y viene, pero de diversas maneras.

El tacto que podría ser ofensa se convierte en placer; El rechazo es una risa o una lágrima; La vida es un eludir y una aproximacion desesperada.

No quiero tocarte, no me obligues a tocarte, no debo tocarte, no me impidas tocarte, tócame, me muero por tocarte, no puedo evitar tocarte....

9 comentarios:

juanmi dijo...

permitame, querida profesora, que le remita a un poema de mario benedetti, el cual me recordo sus bellas frases.

el poema se titula --viceversa--

le animo desde aqui a que lo lea.

1 beso para ti, profe...

espero que todo vaya genial por allí

gracias por tus palabras. me emocionaron

Mafalda dijo...

En verdad merece la pena disfrutar dicho poema, el que te recomienda Juanmi.
Y sigues pensando en lo que es digno de ser pensado, con puntería certera, llamando a cada cosa por su nombre y diferenciando el mismo de otros. Maravillosas reflexiones que harán pensar a más de un@ o de dos.
Un besote y una caricia en esos preciosos rizos de tu bien puesta cabeza, porque... me dejas que te toque ¿no? Gracias, ya lo sabía, aunque después digas que es porque te cogí desprevenida y que no se repita, jajaja.

Veva dijo...

bueno, porque me has presentado a juanmi...pero no te pases malenilla, que te me embalas!

Strauss dijo...

Lo de "huimos de los ojos que se nos clavan" es de antología de lo cotidiano.

¡Qué placer leer tus percepciones!

Angelusa dijo...

Eso es... una caricia, dada o recibida, un gesto en la piel... es el mayor secreto erótico.
Qué buena manera de describirlo.

Allan Psicobyte dijo...

Señora Veva, respetuosamente, cuando escribe estas cosas, me la comeria enterita.

juanmi dijo...

querida profesora, espero que quede poco para esa dulce hora del recreo que suponen sus palabras...
pasaba por aquí y quise dejarle un beso

Veva dijo...

Sois todos lectores generosos y encantadores, me haceis sentir taaaan bien!

Dr. Malcolm dijo...

pero qué bien escribes guapa!