21 junio, 2007

Cuando el Profesor es el Alumno

Por fin acabé con los exámenes de Selectividad. Corregir esas pruebas me ha enseñado algunas cosas:

1º No, no se llama corregir (que quiere decir indicar lo que está mal y ponerlo bien).; Corregir es un término obsoleto, queridos, ahora se dice "Iluminar", toma del frasco. Así que no he corregido, he "iluminado".

2º Lo que el alumno debe resolver en un examen no es una cuestión, ni un tema; Es un "Tópico".

3º Un 90% de exámenes aprobados con calificaciones por encima del 7 no es un indicador de que los alumnos estén bien preparados. Significa sólo que sus profesores han elaborado las preguntas (perdón, los tópicos) más probables y se los han hecho aprender de memorieta a los alumnos. No han sido profesores, sino entrenadores.

En conclusión: menuda mierda. Cada paquete de 25 exámenes contenía el mismo desarrollo del tópico, palabra por palabra (me encantaria saber si aquellos 25 alumnos saben lo que quiere decir "veleidoso" y si esos otros 25 saben qué es "contractual"). Por supuesto, las calificaciones fueron del 8 al 10, es de esperar que un licenciado en filosofía, el profesor, apruebe la selectividad, verdad?

Entre 150 encontré 10 exámenes preparados por alumnos con la guía de su profesor. El resto fueron exámenes realizados por profesores con la letra de sus alumnos. Por supuesto, los exámenes auténticos son imperfectos e ingénuos, ya que están hechos por personas de 17 años; También más frescos, más meditados, más esforzados.

Para los alumnos que hicieron por sí mismos el examen: No os decepcioneis, vuestros profesores fueron magníficos. Os enseñaron a pensar solos, a enfrentaros a problemas nuevos, a recoger y combinar información. Realmente os prepararon para la Universidad y para la vida. Sabeis, con vuestros seises, mucho más que los de las notazas. Dentro de unos años, podreis mantener una conversación inteligente; Los 140 recordarán que "chaparon una cosa muy rara de un tipo que se llamaba Francisco Panceta, o algo así".

10 alumnos trataron de entender qué es la Filosofía; 140 estudiaron lo que les mandaron. Resulta fácil volcar todos los problemas de la educación sobre el desinterés de los niños. Al final, es todo un problema de prestigio y resultados: pública contra privada, estadísticas de Centro; Política, pura economía.

11 comentarios:

Yabu dijo...

Mi chica estudió en un Liceo Francés y comentaba que el estilo de educación es muy diferente: les enseñaban a pensar, no a memorizar.

Aquí no se copian esas cosas en las reformas del sistema educativo. Sólo maquillan un poco lo que hay, y fuera.

Veva dijo...

Bueno, quizá me he expresado mal. Aquí también enseñamos a pensar, pero cuando llegan los momentos eliminatorios, como la selectividad, olvidamos (olvidan, yo no, ni muchos otros compañeros)el auténtico objetivo. En realidad, el sistema español, un sistema obsoleto para los suecos, hace más hincapié en la comprensión, la actitud, las diferencias de capacidades.... que n el esfuerzo personal. Por eso es tan alucinante lo que ocurre en el último curso.

Brontë dijo...

Yo saqué un mísero 5 en filosofía... Los demás hicieron cambiazo y todo lo demás, así que sacaron notazas... Eso sí, menos mal que ese cinco no me jodió para entrar en la facultad porque sino sí que yo tb hago trampas para aprobar...

Lark dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lark dijo...

A mí me enseñaron a entender a los cinco autores que podían preguntarme en selectividad. Nos los explicaban y nosotros buscábamos la forma de contarlo y que se nos entendiera.

Anónimo dijo...

Y yo me pregunto: ¿si los exámenes de los chicos que se lo habían currado y habían elaborado los temas por sí mismos son preferibles a lo de los borregos con voz de papagayo, ¿por qué se les premia poniéndole sólo un séis, mientra a los memos se les "castiga con un ocho"?
Eso me recuerda a mi estancia en el doctorado: "Sí sí, tú vales para esto, pero mira cómo quien consigue la beca es la hija del vicerrector" o incluso remontándonos en el tiempo: "Sí sí, si eres genial, pero prefiero al macarra de la moto"
Creo que sería más justo que la cabeza pensante tuviera el 8 y no al vesrés.

contemplador.

enlaretina.bytez.org.

Lol V. Steiner dijo...

Nuestro sistema educativo es desastroso en todos los niveles del sistema educativo.
He acabado hoy con las evaluaciones de secundaria y estoy dudando entre cortarme las venas o inyectarme jaco. Somos los más payasos, hipócritas, falsos, peleles, prepotentes, imbéciles y mansos de la galaxia.
Me desespero y me pongo enferma.

Por cierto, yo saqué un 9,3 en el selectivo de Filosofía, y no podía ser menos, tengamos en cuenta que cuadno mi padre me pilló leyendo "el anticristo" se rajó las vestiduras, se echó a llorar de rodillas, alzó la vista al cielo y preguntó a su dios qué había hecho mal para tener una hija tan atea y tan mala. Sobra decir que él no se ha leído ni ese libro ni ninguno que no sea de teología, o recomendado por su director espiritual.

Veva dijo...

Contemplador: El problema es que en selectividad no se evalúa al alumno, sino que se califica un examen. Como en una oposición. De hecho, los alumnos ya han sido evaluados por sus profes y esa nota hará media con la que pongamos los correctores, a quienes se exige máxima objetividad. De ahí la exquisita precaución con el anonimato.

Lol: ya te notaba yo un ramalazo.....

lark. a mi me gustaba más como antes....

Anónimo dijo...

Pues discrepo con eso de que nuestro sistema educativo es desastroso. Y, aunque siempre he estado en contra de la promoción automática, los "pil,pil" tiene cosasa buenas: llega a todos. El que tiene un mínimo de interés tiene bastantes facilidades.
Y también creo que hay que sublimar la memoria, lo digo yo que carezco de la esencial. Es el pilar en el que se sustenta la inteligencia: a un niño no le razonas que "vida" se dice así.... sino que le mandas "chapársela"; él luego elabora con ella su pensamiento.

Strauss

Colette dijo...

Me ha encantado lo del "tópico"... menudo país de horteras es éste. Es el topic de los ingleses...por Dios, qué pena!!

En cuanto a lo de los iluminados no tengo palabras. Iluminado debía estar el que tuvo semejante ocurrencia.

En cuanto al sistema educativo, sinceramente no lo tengo claro. supongo que el problema está en el equilibrio entre memorización y comprensión. En realidad, yo creo que toda comprensión requiere de una previa memorización de conceptos reelaborados y explicados a partir de los propios recursos del estudiante. La comprensión sin memorización no existe desde mi punto de vista.
El problema es que se tiende a utilizar (y premiar) la memoria fotográfica de datos que se vuelcan como un papagayo sin comprender lo que realmente significan. Y sinceramente no sé cómo se soluciona o perfecciona eso. No tengo clara la forma de potenciar el estudio "productivo"...

Estefani dijo...

Quien se limita a repetir lo aprendido, es difícil que aprenda por sí mismo algo nuevo.