21 agosto, 2007

Nano Conciencia

"Por Dios, por Dios, esto no puede estar pasando". No a mí.Es demasiado estúpido. Yo no puedo acabar ASÍ.

Veva deslizándose por un terraplén. Como muchas otras personas que han perdido la vida así.

Veva choca con un montón de arena. Si tiene el cuello torcido, se ha matado.No lo tiene, se ha salvado. Está viva, respira y maldice.

Veva no ha pensado en su familia, en su hija, en su madre. Veva sólo ha pensado en su muerte ridícula. Veva sólo pensaba en algo así como: "me cago en tal, tanto esfuerzo para acabar meada en un despeñadero".

Veva se ha dado cuenta de que tiene un miedo horrible a la muerte y que tiene que afrontarlo. Porque la muerte no es la de otros, la muerte es la de ella. Está bien ser valiente cuando los demás se van...está bien echarlos de menos....pero, coños, ese miedo tremendo a irse uno!

Durante un nanosegundo, vi que podría estar o no estar.....y la diferencia era tremenda! La conciencia....la atadura magnífica a la vida, el único anclaje seguro!

Con todas mis mentiras y falacias, con toda mi carga, con todo mi dolor: Quiero estar aquí.

Estoy. No me rindo. Serán cenizas, mas tendrán sentido.

19 agosto, 2007

Mi Mujerío: La Ciudadana

Leemos sus comentarios aquí; Por elección, ha decidido ser una Ciudadana de Edad Provecta. Sin cerrarse, guarda su intimidad para sí misma y revela poco, aparentemente. Usemos los superpoderes:

1.- Es del Sur.
2.- Vivió el Antiguo Régimen, pero está aún más viva ahora.
3.- No es quejicas, pero tendría mucho por lo que protestar.
4.- Sabe lo que es apechugar, así que disfruta mucho cuando la partida está, al menos, igualada.
5.- De pérdidas también está surtida.Le quedan ganas de dar gracias por lo que conserva.
6.- Es curiosa e inteligente, por eso es culta.
7.- No se rinde nunca, aunque lo parezca. Sólo está recuperando fuerzas.

Está viva, tiene opinión y la expresa. Creo que lo que más me sorprende es que todavía confía y cree. Mucho más que yo, por ejemplo.

Senior Citizen, eres toda una real hembra.

15 agosto, 2007

Pa Habernos Matao

Si los gatos tienen 7 vidas, a mi ya me quedan 3. El accidente más estúpido pudo ser otra cosa, pero se va a quedar como anécdota. Menos mal.

Pongámonos en situación: Después de un día agotador participando en la organización de los festejos y pruebas de natación de mi Club Marítimo, llega el gran momento, arreglada pero informal, con todo el familión, me voy a la Grandiosa Churrascada (lo del Club y la churrascada os lo cuento en otro post)dispuesta a pasarmelo bárbaro y a mover el esqueleto. Y lo hice. Lo de mover el esqueleto, digo.

A eso de las dos de la mañana estaba que me meaba. Como no había lavabos, tuve que buscar un rincón oscuro, claro. Y vi uno precioso, así que allá me fui con una amiga. Estaba muy cerca de las escaleras que bajan a la Playa Pequeña, así que decidí no bajar, me pareció más prudente apartarme un paso de las escaleras antes de aliviarme.

Grandiosa idea la mía. De las mejores ocurrencias de mi vida. Lástima que no recordase que en los lugares en que hay cañas altas, el suelo está, si lo hay ,muy por debajo.

Sólo di un pasito a la derecha...y desaparecí. Unos cinco metros resbalando, rebotando y dando volteretas hasta estrellarme de cara en la playa. Mi amiga, desde arriba, me llamaba aterrorizada. Yo contestaba con la voz que me quedaba, pero con el estruendo de la orquesta ella no me oía y fue a pedir ayuda. Moví los dedos de los pies y de las manos y pensé "vaya, la columna está bien". Luego me pasé la lengua por los dientes, "todos enteros". Me incorporé un poquito, por aquello de que los rescatadores no me viesen espatarrada y se asustasen, y me empezó a caer sangre de la boca.

En esto llegaron mis salvadores y me ayudaron a incorporar. Los puse a buscarme las gafas mientras yo, por fin, echaba una meada. Me subieron y, lo más discretamente posible nos largamos La Que Da Mucho Miedo, Kitty y yo. A todo esto, mi madre y mi hija bailando como peonzas, convencidas de que me había ido de farra (la fama de gamberra tiene sus ventajas). Por suerte la fiesta siguió y no se la jorobé a nadie.

Resultado: Tengo el cuerpo lleno de cardenales, un bulto en la cabeza y me han tenido que hacer cirugía plástica (mínima) en los labios. (Para los morbosillos, con la lengua me tocaba el hueso de la mandíbula inferior y el superior estaba leporino perdido). Pero estoy viva. Si caigo 5 centímetros más a la izquierda, me mato contra la piedra de las escaleras.Si me tuerzo en la caída, me rompo el cuello.

A todo esto, diversión en Urgencias cada vez que tenía que contarle a un médico que me había caído intentando mear discretamente. la meada más cara de mi vida. El año que viene, o pañales o meo delante de la orquesta, vive dios.

A partir de ahora, mi cumpleaños pasa a ser, oficialmente, el 11 de Agosto.

Y me voy ya, que si me río me duele la cara.