12 octubre, 2007

Para Que Tu No LLores

A mi es que el Cardona me cae muy bien; Un tipo que sufre un accidente tremendo, tiene que reconstruirse la cara y pide la misma nariz...eso es un macho orgulloso de su identidad! A ver si en los cursos de autoestima para mujeres de mi pueblo lo invitan y nos explica a todas que la belleza, rara vez, es simetría.

Como hace tiempo que no posteo tengo algunos acontecimientos atascados y como sin ganas de salir. Pero vamos allá:

Lecturas:

"Jonathan Strange y el Señor Norrell", de Susanna Clarke. Precioso, imprescindible, se merece post exclusivo. Os diré que reseñas elogiosas aparte, soy la única que se ha dado cuenta de que es heredero honorabilísimo de "Los Papeles del Club Pickwick".

"La Sombra en el Viento" de Ruíz Zafón. Magnífico, tierno, ilustrado, sorprendente, espontáneo, elaborado. Hay que ser muy bueno para llamar a una mujer "hembra" y que sea un título, no una groseria.

La Vida:

la mujer a la que llamé Dama de Perbes no sólo ha sido abuela otra vez, eso era demasiado sencillito. Además, ha ayudado a su hija, ella sola, a parir en la autopista. Ha sacado al bebé, se ha bajado del coche a pedir unas tijeras a la cajera del peaje y ha cortado el cordón umbilical de su nieta. Dice que Dios la ha ayudado; Yo creo que Dios le ha regalado esa experiencia de dar la vida otra vez. Tiene razón su marido, el Marino Soñador: no hay duda, tenemos el privilegio de conocer a una gran mujer.

Piap está "celosa", como dice un vecinito de 9 años, así que me paso el día espantándole al pretendiente, para jolgorio de mis vecinos. A la que me descuido, ese pequeñajo medio pingo, medio pequinés, se le sube encima. No quiero ni pensar en cómo colocar a los cachorros de semejante mezcla, pero Pipa tiene una cara de culpable que me preparo para lo peor.

La Troyana y su noviete, el Cordobés (el apodo es de mi madre), siguen zampando pizzas (lo que come ese crío) y haciéndome preguntas comprometidas (ella, no él). Casi una hora tardé en enterarme de que mi hija pensaba que uno de los motivos por los que los hombres eran majos pero asquerosillos era que tenían pelos en el pito. La hora la invertimos en distinguir "pubis" de "pito", (francamente, pensar en un pene acolchado de pelillos tampoco a mi me resulta especialmente sugerente).Al menos les he convencido de que hay que dejar las puertas abiertas de par en par porque el Radón concentrado es el motivo de un 10% de los cánceres de pulmón. La ciencia al servicio de la maternidad, mire usté.

Y ahora yo:

Muy cansada, muy llorona, muy fatigada de todo. Sin ganas de compañía, sin "talante". Pensando muy mucho el futuro,decidiendo. Leyendo,estudiando,trabajando con medias ganas. Ya veremos.

Me pesa la soledad diaria. Me sofoca la compañía. Me acepto, me eludo, me rechazo. Mi vida son responsabilidades que me dan sentido, pero me ahogan. No quisiera ser más joven, pero tampoco sentirme tan vieja. Respiro el aire de 400 personas y eso me vivifica...hace meses que no piso la ciudad más cercana, procuro no salir de mi barrio. Me encierro y dejo volar mi mente.Me impaciento conmigo misma, pero espero.

Y ahí estamos.

5 comentarios:

senior citizen dijo...

Bienvenida, Veva. Te he echado de menos y me preocupaba tu silencio.

Muchas cosas que comentar en tu post, pero sólo una y en plan de conseja (de vieja).

No te fatigues decidiendo el futuro, porque luego él decidirá por tí y te dejará mirando con cara de idiota. Vive el presente, el día a día, el ahora en punto. La Troyana, el Cordobés, los pelillos del pene y el Radón ventilado.
Asume tus contradicciones y no anticipes la vejez, que ya llegará por sus pasos contados. (Sabrás que ha llegado cuando ni se te ocurra mear al borde de un terraplén)

NaaN dijo...

Con madres así, no hace ninguna falta que la Generalitat edite guías sobre sexualidad (no sé si por el norte os habéis enterado de la polémica).

En cuanto a lo de llorona... no sé qué decirte. Mi madre ha estado de un humor parecido los últimos meses. Envejecer con dignidad es difícil: en su colegio, la mitad de las maestras ya se han operado de algo. Y ella luce arruguitas con orgullo, contenta de ser quien es, aunque a veces los años le pesen. 46, se dice pronto. Muchos ánimos.

También estoy contenta de que hayas vuelto al blogo-mundo.

k dijo...

Yo lo que no estoy es muy segura de que hayas vuelto. Me temo que esto solo es una especie de "sigo viva y sigo ausente".

No te olvides de que eres una persona vital y sonriente, que acostumbra mirar alrededor sin evitar lo malo pero sin darle más importancia de la que tiene. Esa es tu gran virtud. No te vayas a perder ahora, cuando más falta te haces.

Ánimo.

Veva dijo...

Gracias, chicas. Llevo un otoño de mucho curro y pocos ánimos, así que este post parece de "rodaje". En breve me pongo a la faena.

Lol V. Steiner dijo...

Bienvenida, guapa.
Sigues siendo mi ídola!