27 noviembre, 2007

Rederos

Rederos son quienes repasan las redes en el puerto. Utilizan unos ganchillos grandes que se encuentran a veces en las playas; Entre anécdota y anécdota parece que se les caen muchos al mar.

Rederos somos también quienes entramos y salimos de webs y blogs. Navegamos y bordamos, como definió acertadamente una persona a la que tuve el placer y la responsabilidad de examinar en la última oposición a Profesores de Filosofía de Secundaria.

En esta travesía aleatoria me he topado, en la última semana, con una persona de mi juventud universitaria. Mera coincidencia, pensé cuando vi su nombre firmando un artículo de Didáctica de la Filosofía. Pero el artículo hablaba de un profesor que teníamos en común; Así que con un quiticlic en el ratón me acerqué a alguien a quien no he visto en 20 años (yo estoy gorda, te has quedado tu calvo?)y pude enviar una carta de agradecimiento a un profesor que encauzó mi vida profesional.

Antonio y el profesor Pérez de Laborda me han contestado; Ha sido un regalo estupendo.

Navegar y bordar. Ver pasar los nuevos barcos y aventurar si pescarán o no. Coser las redes. Hablar con amigos de hace muchos años. Respetar a los maestros más ancianos, aunque una no sea joven ya. Ser redera. dejar caer el gancho para que algún niño lo encuentre.

16 noviembre, 2007

Mis Libros: La Quinta Mujer, de Henning Mankell

Mankel es un escritor sueco que me encanta; Sus personajes, no sólo en la serie del detective Wallander, están construídos con sencillez y profundidad. Parece contradictorio, pero eso somos las personas: simples y oscuros para nosotros mismos.

En La Quinta Mujer, Mankell consigue lo que todo escritor se propone. Que el lector se implique y complete o haga nuevas lecturas de su obra. Un buen escritor es un blogger que cobra y no lee los comentarios de sus lectores, creo. Pero los comentarios existen y eso hace que recomendemos un libro a un amigo.

Fijaos en este pasaje. En él, el detective Wallander reflexiona, desde la mediana edad, sobre su trabajo de policia. Yo he sustituído su trabajo por el mío, completando a mi manera el texto:

"Se preguntó también cómo iba a ser posible funcionar como (profesor) en el futuro. Sabía que muchos de sus colegas pensaban seriamente en buscar otras ocupaciones.

(...) No siempre estaban de acuerdo. pero los dos pensaban que el trabajo de (profesor), en el fondo, consistía en poder interpretar los signos de los tiempos. Entender los cambios, interpretar los movimientos de una sociedad.

Wallander pensaba ya entonces que, de la misma manera que tenía razón, se equivocaba en un punto fundamental: ser (profesor) no era más difícil hoy que ayer.

Era más difícil para él, lo que no era la misma cosa."

09 noviembre, 2007

En Efectivo, Querido Watson!

Mucha agua ha pasado debajo del puente desde que mi retoña, la Troyana, se quedó más ancha que larga pensando haber soltado una referencia literaria. Pasado mañana cumple 15 años. Quince años suyos y quince años míos. Ahí es nada.

De esos 15 años, 10 los he pasado trabajando en este Instituto de Secundaria.Llegué con unos pantalones amarillos que conservo, pero no podría ponerme ni en una oreja. Cierto que algunas amistades que hice se fueron, quedamos en seguir al tanto unos de otros....bueno, los compañeros de viaje ya se sabe, estableces relaciones estupendas y luego por desidia, la vida, yo qué se, te pierdes, no te acuerdas de llamar.

Pero el cogollito de amigos que hice hace 10 años, permanece. Cómo hemos cambiado! Unos estábamos en la treintena, otros en los 40. Ahora tenemos 10 años más. Hemos hablado de baberos y pañales, de perros, de divorcios, de infartos, de padres pelmazos, de rimmel y pinturitas, de hijos post-adolescentes...La Duende y yo nos escapábamos a tomar las cañas al terminar de trabajar y probábamos cosméticos en el recreo...Enviábamos al mujero-honorario a comprar el interviú para ver al lecquio en bolas....

Fuimos evolucionando. La Malvada Matemática no nos quiere contar por qué cada día es más hermosa. La Duende dejó de tener tiempo de juerga. La Casadísima se divorció y exploró el pecado (que no era para tanto). La Mujer Independiente se anudó a su Ángel... a mi se me acabaron las ganas de citas a ciegas y me convertí en una señora que aconseja con tino a los niños...la Conserja se puso el mundo y el pueblo por montera....

No somos los mismos. Somos mayores. Nuestros padres se hacen viejos o mueren. Nuestros hijos se independizan y nos necesitan de formas diversas. Pero todavía nos reímos juntos y seguimos teniendo mujero/honorario; de hecho, yo le he dejado un huevo en el casillero y la Duende se lo ha decorado. Nos saludamos con risas y palmadas en los hombros todos los días, seguimos encargando el calendario de bomberos macizos todos los años.

Nunca nos vemos fuera del trabajo, pero somos los mejores amigos. Nos conocemos, nos toleramos. Una vez nos bautizaron como "El Poder en la Sombra". No se si somos muy poderosos, pero si que somos un cogollito crítico y unido. Nos apoyamos. Quizá, como buenos profesores, no dejamos de ser curiosos estudiantes.

Les quiero. A ellos y a la Forofa de la Cocacola, a la susceptible Física, a la de los Gorritos de Fiesta, a la Historiadora Despistada,al Curita, a la Nazi Inglesa, al de los Balandros,a la Garza que voló, al Hombre Bueno que se fue a su pueblo, a la Dulce Artista, al Que hace las Croquetas mejor que yo,a la estricta y tierna Contable, al Niño que se verá abocado a ser director, al Jefe que todavía no se si confía en mí o sólo me ve como mal menor....

Tengo la suerte de trabajar con amigos. Haga lo que haga la vida, se cumplan o no mis sueños. Tengo mucha suerte.

01 noviembre, 2007

Castigo Divino

No, no me ha dado un arrebato cátaro estilo "penitenciagite!". Es el título del libro que estoy empezando ahora, mientras hago unas lentejas de "cágate lorito" (bueno, me he entusiasmado y quizá haya hecho un par de kilos de más, pero es que no pude resistirme a la inspiración), el autor es de Gourcez, que para mi es desconocido. Compré el libro porque no tenía nada que leer.

Pero me he reído con la cuchara de palo en la mano leyendo esta frase:

"Preocupado por la idea de acabar sus días como esclavo y bufón, y sintiéndose demasiado débil para estrangular al hombre y violar a la mujer como le ordenaba su naturaleza, el herido emprendió la fuga."

A que es estupendo?