16 noviembre, 2007

Mis Libros: La Quinta Mujer, de Henning Mankell

Mankel es un escritor sueco que me encanta; Sus personajes, no sólo en la serie del detective Wallander, están construídos con sencillez y profundidad. Parece contradictorio, pero eso somos las personas: simples y oscuros para nosotros mismos.

En La Quinta Mujer, Mankell consigue lo que todo escritor se propone. Que el lector se implique y complete o haga nuevas lecturas de su obra. Un buen escritor es un blogger que cobra y no lee los comentarios de sus lectores, creo. Pero los comentarios existen y eso hace que recomendemos un libro a un amigo.

Fijaos en este pasaje. En él, el detective Wallander reflexiona, desde la mediana edad, sobre su trabajo de policia. Yo he sustituído su trabajo por el mío, completando a mi manera el texto:

"Se preguntó también cómo iba a ser posible funcionar como (profesor) en el futuro. Sabía que muchos de sus colegas pensaban seriamente en buscar otras ocupaciones.

(...) No siempre estaban de acuerdo. pero los dos pensaban que el trabajo de (profesor), en el fondo, consistía en poder interpretar los signos de los tiempos. Entender los cambios, interpretar los movimientos de una sociedad.

Wallander pensaba ya entonces que, de la misma manera que tenía razón, se equivocaba en un punto fundamental: ser (profesor) no era más difícil hoy que ayer.

Era más difícil para él, lo que no era la misma cosa."

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Discrepo: sí que es más difícil hoy que ayer, porque para enseñar uno debe ser "admirado" y vigilando baños,aguantando chavales en horas que no se reflejan en ninguna nota,impartiendo materias que aparecen en el mes de septiembre, con una inmensa mayoría de padres que nos anulan con sus lapidarios comentarios a pie de instituto, con reforma va y reforma viene... se pierde todo el "glamour".
La escuela pública para mí es un muro de contención, loable sí, pero muy difícil.

Y no se avecinan tiempos mejores.

Aún así, hay un montón de chavales a los que vamos a hacer mucho bien.

(Strauss)

Anónimo dijo...

Difícil no. Imposible. No nos engañemos, caramba. Ya no somos profesores. No nos dejan. Somos meras niñeras maltratadas por una sociedad cada vez más estúpida y analfabeta.

senior citizen dijo...

http://www.ideal.es/granada/20071120/granada/aqui-igual-pais-vengas-20071120.html