13 febrero, 2008

Pequeños Géneros

Hace un par de días una amiga muy querida exclamaba cuando veía el préstamo de un libro: "Vaya, hace años que no leo una novela policíaca!". Lo dijo como quien comenta "jamás como dulce, pero si es hecho por ti lo pruebo". Y no me molestó, pero me hizo pensar. El mismo día una alumna me dijo algo precioso: "Jo, Veva, tengo que dar mi opinión razonada y lo dificil es que nunca había pensado en eso".

A mi alumna le contesté que había dado sentido a mi vida, porque pretendo que se haga preguntas que yo me sigo haciendo.Si no, yo sería Filósofa y no profesora de Filosofía.

A mi amiga le digo: Cariño, Romeo y Julieta es novela rosa? Corín Tellado es buena literatura? Hamlet no es un psicópata agobiado por el remordimiento? Lady Macbeth no pone a gúevo que la pille un CSI cuando se frota las manos sin sentido? Don Quijote no es un detective a la caza de malvados abusadores? Quien escribe el Manifiesto Comunista expresa una crítica a la sociedad del siglo XX (un siglo antes) más real que Scott Card explicando en qué nos convertiremos?

No hay géneros menores y mayores. Hay literatura. En un libro precioso y bueno podemos encontrar piltrafas que ya carecen de sentido excepto para los eruditos. Y hay literatura viva que nos enriquece como especie. Disfrutar del "Conde Lucanor" es un privilegio intelectual. Y es un libro divertidísimo, de verdad.

Pero leer no es sólo ser culto, Leer es disfrutar.Por eso os traigo de nuevo a Donna Leon, en "Malas Artes", porque lo que de bueno tiene la literatura, lo que nos enseña a ver de nosotros mismos, a lo mejor no esta escrito en los grandes géneros.

Asistimos a una conversacion de desayuno entre el Comisario Brunetti y su esposa, Paola:

"Por qué nos molestamos en leer esta repugnante basura? - estalló Paola (...)Brunetti se inclinó hacia adelante, apartó el borde el diario con el índice y enderezó el azucarero.(:::) escucha esto- dijo Paola, levantando el periódico y leyendo el titular de la primera plana- "Fulvia Prato relata su terrible calvario"- Brunetti , al igual que toda Italia conocía el caso. Fulvia Prato, secuestrada hacía trece meses y mantenida por sus captores en un sotano. Liberada hacía dos semanas, la mujer había hablado por primera vez(...)Brunetti no veía qué podía haber en aqquel titular que pudiera ser tan indignante.

-Y ahora esto (dice Paola) Ministra de la UE confiesa haber sufrido acoso sexual en su anterior puesto de trabajo-(:::)


Es inconcebible (dice Paola) como puede habérseles ocurrido utilizar esa palabra. La signora Prato no tuvo que confesar que había sido víctima de un secuestro, pero esa otra pobre mujer confesó que había sufrido una agresión sexual.(...)

Si, es increíble, convino Brunetti. También a él le chocaba la palabra utilizada en ese contexto, pero le contrariaba, sobre todo el hecho de no haber detectado su improcedencia hasta que Paola se la había señalado."

2 comentarios:

Denise dijo...

de acuerdo... yo dejé de escoger los libros por pertenecer a "grandes" géneros o autores, y me alegra porque me hubiera perdido algunas joyas!

Mafalda dijo...

No creo que el término "novela policíaca" sea peyorativo ni, por supuesto, un género menor. Que dependiendo de la época de tu vida leas más determinado tipo de novelas no significa, de ningún modo, que las anteriores no hayan sido tan o más importantes. Leí bastante de la mencionada de jovencita. Después me pasó la fiebre. Está bien que alguien te recomiende una lectura que tenías casi olvidada. Seguro que hay un montón de cosas interesantes en ella; al menos eso espero.
¿No has pensado nunca que lo que interesa y emociona a una persona puede hacerlo también a otras muchas? Pues eso. Que da igual del tipo de literatura al que pertenezca. Y si no, baste con mirar el panorama musical también... ¿qué es una ópera? Un drama cantado, una novela rosa que termina mal, unas vidas apasionadas y desgraciadas...
Todo es válido si nos sirve para aprender o disfrutar o apreciar otras formas de interpretar y de ver.
Un besote.