09 abril, 2008

Tranquilos Todos

Que ya estoy en buenas manos y creo que muy competentes. Tengo que hacerme pruebas asquerosas, como echar escupitajos y cosas así. En un día sabré los resultados. Ya se que no es una neumonía,pero no sería raro que fuera tuberculosis, así que nada de acercaros a mi. A lo mejor sólo es una inflamación bronquial. Cualquiera de esas cosas explica lo decaída que me siento y las pocas fuerzas que tengo.

La doctora va a meterme en un programa para adictos al tabaco, en cuanto tengamos resultados.

Al Cangrejo, ni mencionarlo, cruzad los dedos. Pero, en cualquier caso, estaría en un estadio inicial y hay tratamientos. Estoy mucho más tranquila ahora que me tratan y ayudan. Mi doctora no me juzga, me informa y aconseja. He usado mal el tratamiento broncodilatador y eso me produce las taquicardias y la ansiedad. Me ha dicho como usarlo.

El día 21 tendré alguna respuesta. Pero se que hay Veva para rato.

Tengo, claro, que pedir una baja (aunque ahora me siento bien) pero sería feísimo que siguiese asistiendo a clase y me diagnosticaran luego una tuberculosis. Asi que se lo prepararé todo al profe sustituto (je, por una parte me gustaría que fuese bueno, por otra, me encantaría oir eso de "cuanto te hemos echado de menos!").

Y aquí estamos, jodidos pero contentos. En unos días descubriré que ha llegado el momento de cuidarse. Como me dijo mi médica: "Estar gorda por dejar de fumar le importará a usted. Morirse por fumar, le importará a muchos".

Creo que tengo una doctora sensata. Le haré caso.

9 comentarios:

Senior citizen dijo...

Enhorabuena. Tienes una doctora sabia, y yo me alegro mucho que estés en sus manos.

Todo va a salir de maravilla. No viene mal un descanso a final de curso, cuando, con el calor, las clases se hacen más pesadas.Tu mami te llevará los taper, la Troyana se va a convertir en una enfermera atenta y responsable, y aquí estaremos todos esperando cada día el parte del equipo médico habitual.

Suerte, vista...y al toro por lo cuernos.

Anónimo dijo...

Veva, yo estoy de acuerdo al 100% con tu Doctora, me dan ganas de mandar a alguien a que también la visite, jejeje....

Mucho ánimo, y tranquilidad, (bueno, ambas cosas ya las tienes),estás bien cuidada y atendida, aunque espero que no sea nada, tú déjate querer y mimar, que de vez en cuando no nos viene mal!
Y ahora, egoistamente, como vas a cogerte unos dias de "vacaciones", podías dedicarte a escribir un poquito más no? me encanta leerte, parece que te estoy escuchando, y me encanta, creo sinceramente que deberías dedicarte a escribir.
Pues nada, hasta dentro de poco (espero leerte pronto pronto), cuidate mucho, te mando todo mi cariño y un beso muy fuerte!

Marisa

Mafalda dijo...

Yo creo que no va a ser nada, otra falsa alarma de tuberculosis, pero no de que hay q parar en otras cuestiones.
Te vendrá bien unos días de tranquilidad y reposo, al menos saldrás para ir a hacer las pruebas y verás la city, q si no es así ni la pisas. Que qué quiero decir...? Pues lo que digo, que hay q ventilarse más y no estar siempre en el mismo aire ambiental..., q eso acaba minando.
Cúidate mucho y haz caso de esa doctora estupenda. Ah! y déjate cuidar por tu mami y por tu hija si lo intenta.
Ya sabes, estoy cerca, muy cerca.

Veva dijo...

A ver, tu, Marisa, eres la Marisa que conozco?

Pal resto¨: ya veremos, pero he ido al médico, y eso es un avance.

Senior citizen dijo...

¿Y la alegría que le vas a dar a quien te sustituya?

Alguien que lleva meses (o años) esperando su primera nómina...

maba dijo...

tu doctora parece muy maja.. ay, Veva.. como hacemos lo de dejar de fumar? ánimo en la empresa, en todo caso.. y espero que te vayas encontrando mejor..

un beso

Veva dijo...

Total, que tengo que cambiar de ONG: En lugar de Fumadores sin Fronteras ahora me toca Fumadores Anónimos!

Anónimo dijo...

Si Veva, soy la Marisa que conoces, tu medio prima, que de vez en cuando va de ocupa a casa de tu madre jejeje

Un beso guapa!

Senior citizen dijo...

¿Os cuento como dejé de fumar hace 55 años? Pues porque no me gustaba. Y buen trabajo que me costó, ya que los amigos me decían: ¡Que antigua eres! ¿Es que no te deja tu padre?
Y resulta que había sido mi padre el que me dió el primer cigarro, a pesar de que él fumaba sólo en las bodas y los entierros...

* * *

(Este comentario es de los que se hacen para aliviar la tensión. ¿Se me nota?)